El coronavirus se ceba con España más rápida y ampliamente que con Italia, donde el 80% de los fallecidos se concentra en tres únicas regiones del país.

Publicidad

Este lunes, España arrancaba su segunda semana de confinamiento y todos los expertos coinciden en que será la peor. Y no fallaban. Hasta 462 personas morían con coronavirus en apenas 24 horas. El peor balance desde que comenzó la emergencia sanitaria. Consolida, además, la teoría de que el pico de contagios aún no ha llegado, aunque se espera que lo haga en unos días.

La cifra de fallecidos asciende ya, antes del balance de este martes, a 2.182. Esto supone que España ha tardado solo tres días en duplicar las mil muertes registradas el pasado viernes. Un ritmo que no se ha dado ni en China ni en Italia. Los italianos tardaron cuatro días en duplicar los mil fallecidos.

En España, el coronavirus se está cebando más rápida y ampliamente que en Italia. El 80% de los fallecidos se registra en tres regiones únicamente del país alpino. En España, aunque Madrid, País Vasco y Aragón fueron las que acapararon el 90% de las muertes, ahora ese porcentaje se ha desplomado hasta el 65%. Es decir, los fallecidos se producen ya en todo el país.

En cambio, en Italia se siguen registrando en las primeras regiones. La razón es que en España se ha producido una subida acelerada de casos en todas las autonomías.

Más movimiento

Una de las razones que apuntan los expertos es que Italia cerró esas tres regiones mucho antes. Sin embargo, en España el movimiento entre CCAA fue mayor. Incluso en los días previos a la declaración del estado de alarma.

Otros expertos explican también que España tiene más integrado el flujo de circulación. En Italia, los movimientos de por sí son menores. Y las diferencias entre norte y sur muy notables. Incluso en condiciones normales de movilidad.

Fernando Simón ha comenzado a mostrarse optimista al asegurar que hay un ligero aplanamiento de la curva. Pero el pico máximo aún no ha llegado. También se mira con esperanza el aumento de las personas curadas y que descienda el porcentaje de infectados ingresados. Así como también de los que necesitan UCI.

Publicidad

Comentarios