Con agosto a la vuelta de la esquina, muchos tienen reservadas ya sus vacaciones. Pero, con el Covid-19 acechando, ¿cuáles serían tus derechos si un rebrote de contagios arruina tu descanso?

Los rebrotes de Covid-19 podrían arruinarle las vacaciones a más de uno. Con territorios implantando restricciones severas y agosto a la vuelta de la esquina, los ciudadanos se preguntan cuáles son sus derechos si un foco de contagio echa a perder su descanso estival.

Los servicios jurídicos se han afanado por explicar que los consumidores tienen siempre derecho al reembolso del precio de los servicios que no puedan disfrutar si hay nuevas limitaciones. Si como consecuencia de las medidas adoptadas por las autoridades, no se puede acceder a los servicios contratados, pueden pedir que se les devuelva el dinero.

Por su parte, el empresario puede ofrecer un bono o aplazamiento como alternativa. Pero será el consumidor el que elija si aceptar o no. Si alguien acepta un bono pero no lo utiliza en el tiempo estipulado, también puede pedir que se reembolse.

¿Y en el hotel?

Si algún viajero se ve sorprendido por un confinamiento en un hotel se abren dos posibilidades. La primera es que se pueda regresar al lugar habitual de residencia, teniendo derecho a recuperar el dinero del alojamiento que no haya disfrutado.

En segundo lugar, puede que sean obligados a prorrogar su estancia más allá de lo contratado. En ese caso, serían las administraciones públicas las que deben hacerse cargo de nuestro hospedaje y manutención. Es el caso, por ejemplo, del hotel de Tenerife confinado al principio de la pandemia.

Comentarios