El nuevo permiso de paternidad de 8 semanas se retrasa. El Gobierno ha decidido aplazar su iniciativa estrella. Ahora la pregunta es cuándo entrará finalmente en vigor y cómo será.

Publicidad

La esperada ampliación del permiso de paternidad tendrá que esperar. El Gobierno ha decidido retrasar su entrada en vigor. Lo que afectará a miles de parejas que están a punto de recibir a sus hijos en esas semanas. Finalmente, será el próximo 1 de abril cuando se haga efectiva la iniciativa estrella del Ejecutivo de Sánchez.

Fuentes del Gobierno aseguran que el retraso se debe a que hay que terminar “de habilitar el sistema informático”. Y es que tienen que cambiar el concepto de “permiso por maternidad” por el de “permisos por nacimientos”. La vicepresidenta, Carmen Calvo, aludía a la necesidad de dar mayor tiempo a las empresas para su adaptación. Lo decía en una entrevista para RNE en la que confirmaba que el decreto entrará en vigor el 1 de abril.

Se separa así del resto de medidas urgentes que arrancarán este 8 de marzo. Una serie de decretos ley para garantizar la igualdad.

Cómo será el nuevo permiso

El texto fue aprobado el viernes pasado en el Consejo de Ministros. El documento amplía el permiso de paternidad actual de cinco semanas hasta las 8. Una vez entre en vigor, todos los padres podrán acogerse a ella en este 2019. La iniciativa contempla también que se ampliará a 12 semanas en 2020 y a 16 semanas en 2021.

Será entonces cuando se alcance la equidad total con el permiso de maternidad. Un permiso que es intransferible, por lo que si el padre no lo disfruta no lo puede ceder a la madre. También está pagado al 100%, lo que sitúa a España a la cabeza de Europa en este tipo de prestación.

El impacto en los Presupuestos de 2019 se calcula entre los 250 y los 300 millones de euros. La equiparación total ascenderá a 1.100 millones, según el Gobierno. Más otros 12 millones más para los funcionarios.

La medida quiere reforzar la presencia de los hombres en los cuidados familiares y la de las mujeres en el mercado laboral. Evitar también que sean penalizadas cuando se convierten en madres.

El decreto también recoge un registro de los salarios desagregados por sexo para controlar la brecha salarial y la ampliación del número de empresas obligadas a contar con planes de igualdad.

Publicidad

Comentarios