El debate electoral recogió hasta 8 mentiras y 2 únicas verdades de los cinco candidatos. Sánchez, Casado, Rivera, Iglesias y Abascal ofrecieron datos que después fueron desmontados. Solo dos pudieron ser corroborados.

Publicidad

Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Santiago Abascal se enfrentaron en un debate electoral que no fue tanto. Más mitin que ‘enfrentamiento dialéctico’, los candidatos ofrecieron una serie de datos que, en muchas ocasiones, fueron rápidamente desmontados.

De hecho, los cinco candidatos lanzaron hasta 8 mentiras y únicamente solo 2 verdades. Y eso que todos llevaban apoyo documental para refrendar sus argumentos.

Sánchez

Pedro Sánchez se equivocó, básicamente, en dos datos. El primero, en creación de empleo. Y el segundo en un ataque hacia Casado.

“Desde el tercer trimestre del año pasado hemos creado 530.000 nuevos empleos”. Ni los datos de la EPA ni los niveles de afiliación de la Seguridad Social dan veracidad a esta afirmación. Si se tiene en cuenta lo primero, serían 350.000 nuevo empleos. Si se tiene en cuenta la mejora del número de afiliados, se llegaría a los 450.000.

“Ustedes [a Casado y el PP] gobiernan con la ultraderecha en Andalucía”. Aunque no va desencaminado, técnicamente los populares gobiernan la Junta andaluza junto a Ciudadanos. Vox, a quien Sánchez se refiere cuando dice “ultraderecha”, no se ha incorporado al Gobierno andaluz. Únicamente apoyó el pacto entre los de Casado y los de Rivera. Pese a ello, el líder popular no negó la afirmación en ningún momento.

Casado

Por su parte, Casado lanzó dos afirmaciones que fueron analizadas al dedillo. Una, mentira y, la otra, verdad.

“En la declaración de Pedralbes se aseguraba que hacía falta un relator internacional, que la monarquía era franquista”. En esa declaración se recoge la creación de una mesa de partidos y una persona que coordine los trabajos. Pero no se menciona el término relator. Tampoco se incluye la referencia a la monarquía que dijo Casado.

“El PSOE reformó el Código Penal para eliminar la prohibición de consultas ilegales”. Una de las pocas verdades del debate. Con Zapatero en el Gobierno, los socialistas derogaron el artículo 506, que fijaba una pena de entre 3 y 5 años de cárcel a quien convocase o autorizase consultas en administración estatal, autonómica y local.

Iglesias

El dirigente de Podemos patinó al mencionar un artículo de la Constitución, pero acertó en su referencia a Botín y la CEOE.

“Volvió a aparecer la señora Botín y la CEOE, que dijeron que cualquier cosa, repetición electoral si es necesario, antes de que Podemos esté en el Gobierno”. Tras las elecciones de abril, Ana Botín recomendó a Sánchez que pactara con Rivera. Y la CEOE también aseguró que prefería una coalición del PSOE, el PP y Ciudadanos o una repetición electoral antes que una coalición con Podemos.

“La Constitución, en su artículo 50, dice que las pensiones se tienen que actualizar con el IPC”. En este caso, Iglesias patinaba. Y es que este artículo no menciona el IPC. Establece que se garantizarán las pensiones “adecuadas y periódicamente actualizadas”.

Rivera

El líder de Cs falseó algunos datos económicos y propuestas del PSOE y el PP sobre Cataluña.

“El paro último es el peor de los últimos seis años”. Aunque se apunta a una ralentización en la creación de empleo, lo cierto es que la tasa de paro se situó en la última EPA en el 13,92%. Supone el mejor dato desde el tercer trimestre de 2008, cuando era del 11,23%.

“Esta semana, desde el PP han dicho que abren la puerta a más autogobierno”. Se refería Rivera a unas declaraciones de García Egea. Éste aseguraba que “se puede negociar siempre que mejore la vida de los catalanes”, al a ser preguntado si era favorable a incrementar el autogobierno en Cataluña. García Egea matizaba después y descartaba estar de acuerdo con dar más autogobierno.

Abascal

Las dos mentiras más destacadas de Abascal llegaban el tema de la inmigración.

“A los policías y a los guardias civiles no se les permitía utilizar material antidisturbios en Cataluña”. Ni unos ni otros necesitan permiso para utilizarlo. Durante los altercados tras la sentencia, la Guardia Civil ni siquiera llegó a intervenir en las protestas. Y los policías nacionales y los Mossos sí utilizaron pelotas de goma, botes de humo y gases lacrimógenos.

“El 70% de quienes están imputados por participar en violaciones en manada son extranjeros”. Es uno de los argumentos recurrentes de Vox. Lo utilizan para defender la necesidad de aplicar medidas contundentes contra la inmigración ilegal. Sin embargo, desde el Ministerio de Interior se niegan estas cifras.

Publicidad

Comentarios