Decenas de personas protestan estos días, sin respetar la medidas sanitarias, para pedir la dimisión de Sánchez en Madrid. Iniciadas en el lujoso barrio de Salamanca, se han ido extendiendo a otras zonas de la capital.

Publicidad

Después de los aplausos a los sanitarios a las 20:00 horas, decenas de vecinos de la zona de Núñez de Balboa salieron a la calle para protestar contra el Gobierno y pedir la dimisión de Sánchez. Sin respetar las medidas sanitarias, muchos sin mascarillas y burlando el estado de alarma, decenas de personas se manifestaron en la llamada ‘Milla de Oro’ de Madrid.

Al grito de «Gobierno asesino» y «libertad», las protestas se iniciaron el domingo en el lujoso barrio de Salamanca y se están extendiendo por otras zonas como Aravaca o Pinar de Chamartín. Todos ellos con las mayores rentas pér cápita de Madrid.

Las protestas burlan el confinamiento y las medidas sanitarias. Ni mascarillas en muchas de las personas que llenaban las calles ni distancia de seguridad. Tan sólo gritos de «abajo, gobierno comunista» o «Sánchez, vete ya».

Este pasado miércoles era ya el cuarto día consecutivo de protestas y, a diferencia de días anteriores, las protestas fueron en más zonas y más multitudinarias. Rechazan el confinamiento y las medidas aprobadas durante la pandemia. En redes sociales, ya se denominan Movimiento Barrio Salamanca y animan a «pasear contra el presidente». Muchos portan banderas de España, -algunas preconstitucionales-, y cacerolas.

Sanciones

Las protestas  surgieron después de que el pasado domingo un grupo de jóvenes se concentrara frente a una vivienda que tenía la música muy alta. Un incidente que derivó en que 12 personas fueran identificadas y sancionadas por incumplir el estado de alarma.

Tras ese suceso, los días siguientes los vecinos han ido reuniéndose para clamar contra la gestión del Gobierno. Con más de 27.000 muertos por Covid-19, las autoridades prohíben las aglomeraciones.

Sin embargo, si el primer día la Policía Municipal intentaba disolver las protestas, este miércoles no llegaban a intervenir.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha defendido las protestas al asegurar que «son pacíficas». Y siempre y cuando «cumplan la normativa del estado de alarma». Algo que, a la vista de las imágenes, no se da.

Publicidad

Comentarios