Mariano Rajoy compareció este pasado miércoles como testigo en el juicio del proceso catalán. Su declaración bien puede ser resumida en 10 frases, que explican cómo se aplicó el artículo 155 o cómo vivió la intervención policial.

Publicidad

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy reaparecía este miércoles para declarar como testigo en el juicio del proceso catalán. Nueve meses después de la moción de censura, respondía a cuestiones de cómo reaccionó el Ejecutivo que él lideraba a la declaración de independencia catalana.

Aunque muchas son las preguntas a las que respondió, su comparecencia bien podría resumirse en 10 frases destacadas.

Violencia

“Sí, tuvimos conocimiento de esos actos que recogían los medios de comunicación y sin duda fue una de las razones que daban lugar a que estuviéramos en una situación de excepcionalidad que, junto a otros factores, nos llevaron a poner en marcha el procedimiento que la Constitución recoge en su artículo 155”.

Así contestaba Rajoy a la pregunta del abogado de Vox, acusación popular. Ortega Smith cuestionaba al expresidente sobre si tuvo conocimiento de los actos de violencia en Cataluña. Entre ellos, los de “acoso” a los agentes de Guardia Civil y Policía.

Además, Rajoy reconocía que “muchos alcaldes” del PSOE sufrieron acoso también. “Decir que no hubo ningún acoso, crítica o manifestación contra algún alcalde es estar ciego”, dijo.

Urkullu

El expresidente reconocía que Urkullu había sido una de las personas que quiso mediar entre la Generalitat y el Gobierno. “En aquella época había muchas personas que quisieron hablar conmigo. A todos dejé claro que yo no negocio la Constitución ni la soberanía nacional”, decía.

También nombraba a Andoni Ortuzar, presidente de PNV, como uno de los que le llamó.

Artículo 155

“Pensábamos que el 155 era mucho más operativo a los efectos que nos ocupaban y más justo. Los estados de sitio afectan a derechos individuales y el 155 no afectaba de la misma manera: se trataba de cesar a un Gobierno, pero sin suprimir la Generalitat. Luego decidimos la convocatoria de elecciones. Se trataba de respetar derechos individuales. Entre los derechos y cambiar un gobierno, preferí tomar la decisión que tomé”.

Era lo que decía Rajoy al ser cuestionado por qué no aplicó el estado de sitio. Después, definía la medida dle 155 como la “más eficaz, mejor, más justa y la que menos daño hacía”.

Cargas policiales

Rajoy ha tenido que visionar algunas imágenes de cargas policiales. Aunque lamentaba que se produjesen, culpaba al Gobierno catalán.

“La responsabilidad de los dirigentes políticos está en evitar que se produzcan acontecimientos como los que hemos visto aquí. Si se hubiera actuado cumpliendo la ley no hubiéramos visto esas imágenes ni otras imágenes parecidas”, decía.

Soberanía

Durante su comparecencia, Rajoy insistía en que se puso “límite al diálogo” porque España “es la que quieran los españoles y no una parte”. “No estaba dispuesto a negociar a cambio de algunas cosas que la Generalitat cumpliera la ley. Porque la ley no se negocia”, decía contundente.

Previsible

Entre las preguntas, le cuestionaban si se había advertido al Gobierno catalán la posibilidad de un enfrentamiento entre policía y ciudadanía. Rajoy reconocía que era difícil hablar con Carles Puigdemont.

“Pero hubo gente que pudo haberlo hecho. Y, de hecho, había gente que me llamaba a mí para ver si podía arreglarse la situación y a todos les dije: aquí se puede arreglar todo, lo único que no se puede arreglar es la liquidación de la Ley y la Constitución. Era evidente que la situación se veía venir y los acontecimientos que se produjeron también. Lo sabían todos. No había que ser muy avispado”, decía.

Diálogo

En su declaración, Rajoy aseguraba que le gusta “dialogar y pactar”, pero respetando “las reglas del juego”. “Como liquidemos las normas de convivencia que nos hemos dado entre todos, pues acabaremos teniendo un problema”, decía.

Rajoy apostillaba que “las reglas del juego son fundamentales para la estabilidad de un país, para la buena convivencia, para que la gente sepa a qué atenerse”.

Referéndum

“Yo he dicho que no iba a haber un referéndum como se entiende que es un referéndum. Lo dijo la Junta Electoral Central el 4 de octubre. Había otra cosa. Eso no es un referéndum”, decía contundente Rajoy al respecto.

Dispositivo policial

Rajoy también se defendía ante el Supremo de que “jamás” tomó ninguna decisión sobre el dispositivo policial de refuerzo que se envió a Cataluña. Ha dicho que se lo encargó “a la dirección política”.

“He sido ministro del Interior, puedo asegurarle que jamás he tomado ninguna decisión sobre un dispositivo policial. Son decisiones que competen a quienes están al frente de los operativos”, resumía.

Artur Mas

Por último, Rajoy recordaba que desde el primer momento, ya con Artur Mas, tenía claro que no autorizaría ningún referéndum.

“Eran plenamente conscientes desde el primer día que me reuní con Mas que yo no iba a autorizar un referéndum para liquidar la soberanía nacional, la unidad de España y para saltarme la ley. No ha habido ningún acuerdo, ni siquiera conversaciones, para llegar a un acuerdo sobre la celebración de un referéndum…la soberanía nacional solo puede ser modificada por el pueblo español: es el pueblo español el que decide lo que es España, y no los representantes de una CCAA, ni el Gobierno de España ni las Cortes Generales”, contaba.

Publicidad

Comentarios