Pablo Echenique se ha convertido en la cabeza de turco de la debacle electoral de Podemos. Al menos, en la primera víctima. Pablo Iglesias lo fulminaba este miércoles de la dirección.

Publicidad

Pablo Iglesias ha tomado una medida drástica a fin de evitar la sangría crítica interna de Podemos: fulminar a Pablo Echenique. La debacle electoral del 26 de mayo se cobra así su primera víctima, aunque Iglesias espera que sea la última. Una cabeza de turco con la que intentar aplacar a los críticos.

Así, Echenique deja de ser secretario de Organización de Podemos, el órgano que controla a la formación. Eso sí, seguirá al frente de la Secretaría de Acción de Gobierno.

Las citas electorales de este 2019 han supuesto un batacazo para el partido. Lo que ha llevado a una merma de su poder. Podemos ha perdido todos los ayuntamientos salvo el de Cádiz. Y ha caído en todos los parlamentos autonómicos, saliendo incluso de los de Cantabria y Castilla-La Mancha.

Los señalados han sido dos. Por un lado, Pablo Echenique. Y por el otro, Juanma del Olmo, secretario de Comunicación. Finalmente, ha sido el primero el que ha caído. Cargos y dirigentes de Podemos auguraban ya el relevo de alguno de ellos como medida cortafuegos. Al parecer, además, los choques de Echenique con Teresa Rodríguez (Andalucía) y con Irene Montero habían aumentado en los últimos tiempos.

Echenique se convierte así en cabeza de turco y abandona su puesto tras algo más de dos años en él. Asumía el control del aparato de Podemos en 2016, tras la destitución fulminante de Sergio Pascual, hombre de confianza de Errejón.

Críticas de Iglesias

El propio Pablo Iglesias era el primero en señalar directamente al órgano que presidía Echenique como responsable del batacazo. “Hemos hecho cosas mal. No hemos sido capaces de construir una organización con la suficiente implantación territorial que nos hubiera dado más fuerza”, dijo.

“Hay que hacer mejor la implantación y la gestión de la pluralidad interna. Tenemos que tener más cuadros formados”, aseguró en una entrevista con Juan Carlos Monedero.

Publicidad

Comentarios