Educación ha decidido eliminar el máximo de suspensos para pasar de curso y obtener el título. Lo que en la práctica significa que las CCAA tienen vía libre para que los alumnos no tengan que repetir. Aunque no lleguen a unos mínimos.

Publicidad

El Ministerio de Educación ha quitado «de forma excepcional» el límite máximo de suspensos con los que un alumno podía pasar de curso y obtener el título, en caso de terminar ciclo en enseñanza no universitaria. En la práctica, significa que las CCAA tienen vía libre para poder pasar de curso al alumnado en cualquier situación, si así lo requieren.

El BOE ha publicado este viernes la orden ministerial en la que se permite a las CCAA «flexibilizar» esos criterios para pasar de curso. Y para obtener la titulación, eliminado el máximo de suspensos. «Sin tener en cuenta limitaciones que afecten al número de áreas pendientes», recoge concretamente.

La Lomce establece que no se puede pasar de curso con más de tres suspensos en la ESO. Ni con más de dos en Bachillerato. Además, para obtener el título de la ESO no se pueden tener más de dos asignaturas suspendidas siempre que no sean a la vez Lengua y Matemáticas. Para tener el título de Bachillerato hay que tener todo aprobado.

La orden ministerial ahora elimina esos criterios. Y da vía libre a las CCAA para cambiarlos de manera excepcional por el Covid-19. Entre otras cosas, la «repetición [de curso] se considerará una medida de carácter excepcional». En la práctica significa un aprobado general.

También se flexibilizarán esos criterios a la hora de obtener los títulos de ESO, Bachillerato y FP.

«Es una ilegalidad»

Tres de los sindicatos de profesores más importantes así como el de inspectores educativos, han denunciado que esta medida «es una ilegalidad». Lo que crea, además, «inseguridad jurídica» entre el profesorado. Alegan que una orden ministerial «de rango inferior no puede modificar lo que dice una ley orgánica».

Desde el PP y Ciudadanos también han criticado la medida. La responsable de Educación de Cs, Marta Martín, ha asegurado que «es una orden envenenada». Y, además, «incita a las comunidades autónomas a tomar determinaciones fuera del marco de su competencia».

«Si esto se hiciera», advierte, serían las CCAA las que «incumplieran el marco jurídico». Ya que no tienen competencia legal para hacer esas modificaciones.

En el PP consideran, además, que el PP ha impuesto «por la puerta de atrás» la anterior reforma educativa socialista, la Lomloe.

Publicidad

Comentarios