El CIS da al PSOE hasta 150 escaños para el 10-N en la que es la última encuesta antes de las elecciones. El sondeo, eso sí, no ha tenido en cuenta ni la exhumación de Franco ni la sentencia del 1-O.

Publicidad

La última macroencuesta electoral del CIS vaticina una aplastante victoria del PSOE el 10-N. Tanto es así que le dan hasta un máximo de 150 escaños. Se trata del último sondeo de la entidad que preside Tezanos antes de las elecciones.

El CIS da a los socialistas su mejor resultado desde abril. Y le sitúa en una horquilla de entre 133 y 150 diputados. En su rango más alto, Sánchez podría formar Gobierno tanto con Podemos como con Ciudadanos únicamente.

A los de Iglesias les otorga el CIS un rango de entre 37 y 45 escaños. De escoger el dato más bajo y el peor del PSOE, a ambos solo les faltarían seis diputados para llegar a mayoría absoluta. Algo que podrían conseguir con el PNV y/o el PRC de Revilla.

Por su parte, a los de Rivera les dan una horquilla de entre 27 y 35 escaños. En su caso, con los rangos más bajos sumarían 160, a 16 escaños de mayoría absoluta. Pero sí la alcanzarían con el peor dato de Cs pero el máximo de Sánchez.

En segunda posición estaría el PP, que lograría entre 74 y 81 escaños. La estimación de voto de los populares llega al 18,1%. El CIS mejora así un punto respecto a los datos de septiembre.

Tezanos sí enfría las expectativas de los últimos días de Vox. A la formación de Abascal le sitúa en un rango de entre 14 y 21 escaños. El partido de ultraderecha se quedaría de nuevo como quinta fuerza, no pudiendo superar a Ciudadanos. Un resultado muy alejado de los 41 escaños que les dan algunas encuestas. Entre ellas, la publicada este pasado lunes.

También sufre un jarro de agua fría Errejón. El CIS da al nuevo partido un 2% de voto, lo que se traduciría en 2 escaños únicamente. No podrían formar grupo propio y tampoco serían determinantes para la formación de Gobierno, aunque sumarían al bloque de la izquierda.

El CIS concede así al PSOE su mejor resultado de todas las encuestas publicadas últimamente. Las empresas de sondeos dan una victoria más moderada a los socialistas.

Exhumación y sentencia

La macroencuesta, además, no ha tenido en cuenta ni la exhumación de Franco ni la sentencia por el 1-O. Sucesos que pueden influir en el voto de los electores.

El barómetro se ha realizado en una muestra de 17.650 entrevistas domiciliarias. Aunque cuenta con más población que el resto de sondeos, no tiene en cuenta los disturbios en Cataluña ni la salida de los restos del dictador del Valle de los Caídos. Y es que se realizó entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre.

Se trata, además, de la última encuesta del CIS antes del 10-N. A partir del 3 de noviembre, domingo, ya no se podrán publicar sondeos electorales, ya que así lo marca la ley.

Publicidad

Comentarios