El empleo frenó en seco en España en 2019, cuando se crearon un total de 402.300 trabajos, la cifra más baja tras la recuperación de la crisis. Pese a ello, el número de ocupados llega a los 19,96 millones, el mayor nivel en once años.

Publicidad

En 2019, España creó un total de 402.300 empleos, lo que supone frenar en seco, ya que es la cifra más baja desde la recuperación económica en 2014. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este martes los datos de la EPA de resumen del año. Conociendo ya los registros del tercer trimestre.

Precisamente en este periodo, la creación de empleo y la reducción del paro registraron las cifras más bajas desde 2013 y 2012 respectivamente. Un panorama nada halagüeño en un trimestre especialmente favorable para el trabajo por la campaña de Navidad.

Según la EPA, el desempleo se redujo en 112.400 personas en 2019. Lo que supone el menor descenso anual desde 2012. Con ello, la tasa de paro se reduce hasta el 13,78%, la más baja también desde 2008.

España cierra así 2019 con un total de 3,19 millones de desempleados.

Racha de siete años

Con este descenso del paro en 2019 se encadena una racha de siete años consecutivos de bajadas. Después de seis años de incrementos.

En 2015, el paro registraba la mayor caída de la serie histórica, con 678.200 desempleados menos.

España creó empleo en 2019 por sexto año seguido, tras otros seis de destrucción. El año pasado se generaron así 402.300 puestos de trabajo. Y el ritmo anual de crecimiento fue del 2,06%, cifra inferior al de 2018.

Publicidad

Comentarios