Tensión es la palabra que define a la perfección el encontronazo entre Inés Arrimadas y Francisco Igea. «Nos vemos delante de los militantes», le ha dicho la primera a quien será su rival por liderar Ciudadanos.

Publicidad

Frente a frente y rodeados de cámaras, Inés Arrimadas y Francisco Igea han protagonizado un tenso encontronazo en Valladolid. Serán, probablemente, rivales en el congreso de Ciudadanos por presidir el partido. En su tirante conversación, Arrimadas ha llegado a decirle a Igea que «nos vemos delante de los militantes».

Aunque Igea no ha anunciado aún oficialmente que se postulará para presidir Ciudadanos, sus intenciones son públicas y notorias. El vicepresidente de Castilla y León había intentado forzar una reunión privada con Arrimadas este lunes. En ella, pretendía acercar posiciones antes de anunciar su candidatura.

Sin embargo, Arrimadas ha preferido hablar delante de las cámaras. Y ha invitado a su rival a celebrar un «coloquio» con la militancia de Cs. Un debate para que sean los militantes los que elijan en lugar de «repartir en un despacho» los puestos de la ejecutiva.

Así ha sido la conversación

Arrimadas comenzaba diciendo a Igea que habían «hablado muchas veces en privado». Y le aseguraba que tenía «todas las llamadas, los ‘whatsapps’, nos hemos reunido, hemos hablado con tu equipo, estamos en contacto permanente…».

Igea contestaba que no tenía problemas en «hacer públicas las llamadas». Pero Arrimadas contestaba que seguirían hablando en privado «todas las veces que quieras». Y le invitaba a hacer «un coloquio delante de la militancia».

«Nadie ha pretendido repartir nada en un despacho, porque como te he dicho de manera reiterada no quiero ningún reparto, no quiero entrar en la nueva ejecutiva. Nadie ha hablado de integración», decía contundente Igea.

«Nos vemos delante de los militantes», le contestaba Arrimdas, que llevaba el control de la conversación en todo momento. «Cuando presentes la candidatura hacemos un coloquio delante de los militantes», le insistía a Igea. «Yo estoy dispuesto, naturalmente, si decidimos presentarnos», contestaba éste.

«Y que sean los militantes los que decidan, ¿vale? Gracias por venir», le decía Arrimadas para terminar la conversación. «No, gracias a ti», contestaba Igea. «Y gracias por el trabajo que haces como vicepresidente, estás haciendo un trabajo fantástico. Y, pase lo que pase, vamos a salir unidos y adelante y reforzados, respetando el resultado de la militancia», terminaba Arrimadas.

 

Publicidad

Comentarios