JxCat, ERC y la CUP han lanzado el enésimo desafío al Tribunal Constitucional y han aprobado una resolución para debatir sobre la autodeterminación. Un texto con el que seguir desobedeciendo leyes y retando a los tribunales.

Publicidad

El Parlamento catalán condenará la sentencia del 1-O y reafirmará la vía del “derecho de autodeterminación”. Es lo que han pactado en un texto el trío independentista de JxCat, ERC y la CUP. Se trata, sin duda, de un nuevo desafío al Tribunal Constitucional. 

Los magistrados del TC ya avisaron la semana pasada al presidente del Parlament, Roger Torrent, de que cometerá un delito si vuelve a poner la Cámara catalana al servicio del independentismo. Pero no parece que vaya a hacer mucho caso.

El texto se debatirá y votará este miércoles. Y en él se insta al Parlamento catalán a “comprometerse” a seguir aprobando “resoluciones políticas sobre el derecho de autodeterminación”. Aunque apostillaban que siempre que sea esa “la voluntad de los diputados”.

Algo que tienen fácil, pues el tripartito independentista cuenta con mayoría absoluta en el Parlament.

Orden del día

De momento, es una apuesta de los grupos secesionistas únicamente. Ya que solamente han dejado anotada esa posibilidad. No han llegado a consumarla.

Será ahora la Mesa del Parlamento catalán la que decidirá si entra en el Pleno de esta semana. Para ello, tienen que alterar el orden del día e introducir este debate y votación de la resolución. De ser así, tiene garantizada la mayoría absoluta.

Todo parece indicar que la Mesa, también con mayoría independentista, dará luz verde a la resolución.

Los tres partidos independentistas rechazan con contundencia la sentencia del Supremo porque “supone una profunda regresión en materia de derechos y libertades, no sólo para Cataluña, sino para todo el Estado español”.

En la resolución que van a presentar añaden que la “situación de excepcionalidad democrática” que se vive en Cataluña ha sido “provocada por la citada sentencia”. Y por los “intentos de censura al Parlamento de Cataluña promovidos por el Tribunal Constitucional”.

Así, los independentistas culpan al Supremo y su fallo de la violencia en Barcelona. Y no a los autores de la misma.

Publicidad

Comentarios