ERC no pierde comba y se apunta ahora un tanto por haber obligado a Sánchez a hablar con Torra. Los republicanos revelan este jueves que exigieron al presidente del Gobierno tener ese gesto con la Generalitat para salvar la negociación de investidura.

Publicidad

Desde ERC ya no se esconden y se apuntan un tanto al presumir abiertamente de haber obligado a Pedro Sánchez a hablar con Quim Torra. Y a hacerlo, además, antes de la investidura. Los republicanos han revelado que “le pedimos al PSOE que se tenía que respetar las instituciones catalanas y a sus máximos dirigentes”. “Y que hacía falta una llamada al president como gesto”, añaden.

Así lo ha confirmado Marta Vilalta, portavoz de ERC y parte del equipo negociador que se ha reunido ya tres veces con los socialistas. Vilalta admite que en el encuentro del pasado martes en Barcelona entre ambos partidos, les exigieron que Torra pudiera “liderar y encabezar” los contactos.

Es decir, que sea el máximo interlocutor de la Generalitat en la mesa de negociación sobre el “conflicto político” catalán. Aunque desde ERC no veían “necesaria” la presencia de Torra, las presiones de JxCat les han hecho corregir esa postura.

El PSOE ha terminado aceptando esa exigencia. Sánchez llamará a todos los presidentes autonómicos. Una excusa para hablar también con Torra sin necesidad de decir públicamente que se ha plegado a las peticiones de los republicanos.

Insuficiente

Sin embargo, para Torra, esa conversación será insuficiente. “Con una llamada de teléfono no se arregla el problema catalán”, ha avisado.

Torra pide encarar el conflicto con “valentía” y no con gestos “vacíos y estériles”. Apunta que tiene que haber un “respeto institucional” y “bilateralidad” entre Cataluña y el Estado. Y, además, un “reconocimiento de los sujetos políticos”.

También una “propuesta democrática” para dar salida a la autodeterminación. Y “al fin de la represión”, añade.

Publicidad

Comentarios