¿A cuántos escaños se quedarán PP, Ciudadanos y Vox de la mayoría absoluta? Según las últimas encuestas, a tan sólo tres escaños, pudiendo gobernar, en principio, sin demasiado problema, aunque teniendo que llegar a pactos con otros partidos.

Publicidad

A dos meses de las elecciones generales del 28 de abril, la derecha toma ventaja. PP, Ciudadanos y Vox se quedarían tan sólo a tres diputados de la mayoría absoluta. El escenario político es incierto y el resultado se presenta muy abierto aún, pero ya se va perfilando.

La diferencia entre la derecha y la izquierda es cada vez menor. El pacto de un lado y otro determinará el resultado final.

La encuesta de febrero de GAD3, publicada este lunes por el diario ‘ABC’, el PSOE ganaría las elecciones del 28-A. Sánchez se alimentaría, sin duda, de la caída de Podemos, pero también de Ciudadanos.

Por su parte, el bloque de la derecha se quedaría sólo a tres diputados de la mayoría absoluta. Ahora mismo, sumarían 173 escaños. De ser así el resultado final, tendrían muy difícil gobernar. El PP es optimista y, según Casado, subirán hasta las elecciones.

Los populares serían el segundo partido más votado, con un 23,2% de estimación. Algo que les dejaría en 97 escaños. De momento, sigue lejos del PSOE, aunque confían en ir sumando, como lo han ido haciendo en los últimos dos meses.

Ciudadanos, por su parte, se encuentra en su peor momento. Su caída continúa, aunque lograría 53 diputados. Todo ello sin tener en cuenta el efecto Arrimadas en el que confía Rivera. De hecho, muchos achacan a la caída de Ciudadanos el hecho de que la derecha no pueda obtener la mayoría absoluta aún.

Para Vox, los resultados son mucho mejores. Gana un punto en estimación de voto desde enero. Aunque por la ley no lo traduce en nuevos diputados. De momento, se estima que logren 23. Pero su victoria en ciertas provincias pequeñas, sin que se traduzcan a escaños, podría hacer más fuerte a la izquierda.

La ley electoral, sin duda, perjudica a los partidos pequeños. Y, en este caso, a un Vox que tiene claro que entrará en el Parlamento.

¿Sin cambio?

El posible resultado no dejaría a la derecha gobernar. La fragmentación de su electorado hace que sus votos sean menos productivos. Algo que beneficiará a la izquierda y a los independentistas.

En el PSOE rentabilizan la caída de Ciudadanos y la de Podemos. Pero para gobernar, Sánchez tendría dos opciones. Una de ellas, la que le llevó a la Moncloa, pactando con independentistas, Podemos y Bildu.

Publicidad

Comentarios