España abrirá por fin sus fronteras este sábado a países de fuera de la UE. De momento, lo hará con 12 de la lista segura emitida por Bruselas y deja sujeta a reciprocidad a China, Marruecos y Argelia que, de momento, no permite el paso de los españoles a su territorio.

La orden del BOE, firmada por el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, anuncia este viernes que el sábado 4 de julio se abrirán las fronteras en España para países de fuera de la UE. Pero lo hará a sólo 12 países de los 15 propuestos por Bruselas, sujetando a reciprocidad a China, Marruecos y Argelia.

La lista inicial está compuesta por Australia, Canadá, Corea del Sur, Georgia, Japón, Montenegro, Nueva Zelanda, Ruanda, Tailandia, Túnez, Serbia y Uruguay.

En la misma aparecen también China, Marruecos y Argelia pero se especifica que estarán sujetas a reciprocidad. Respecto a China se tiene además en cuenta la recomendación del Consejo de la UE de supeditar la apertura de las fronteras a que el país asiático permita también la entrada de viajeros de la UE.

En el caso de Marruecos y Argelia se tiene en cuenta la necesidad de tomar en consideración el actual cierre de fronteras que rige en ambos países. Y se señala el volumen habitual de desplazamiento entre los dos países y España.

Sólo cuatro de los países de la lista permite la entrada de viajeros españoles. Y la mayoría mantiene cerradas sus fronteras a todos los extranjeros. Se trata de Serbia, Montenegro, Túnez y Corea del Sur. Estos últimos obligan a guardar cuarentena de 14 días.

El BOE recuerda también las excepciones del cruce de personas en territorio común, incluyendo a los estudiantes. Y al permiso para trabajadores altamente cualificados cuya labor sea necesaria y no pueda ser pospuesta o realizada a distancia. Estos supuestos tendrán que ser justificados documentalmente.

Fuera de esa lista, se permite la entrada de viajeros que se dirijan a su lugar de residencia. También los titulares de un visado de larga duración y los trabajadores transfronterizos. Se permite además desplazarse a los profesionales de la salud. También a investigadores sanitarios y profesionales del cuidado de mayores que vayan a ejercer su profesión.

Excepciones

El BOE recoge que podrán entrar en España las personas registradas como residentes que se dirijan directamente a su lugar de residencia. Ya sea en otro estado miembro o en Andorra, Mónaco, El Vaticano, San Marino. O también al cónyuge de un ciudadano español.

Todo lo anterior no será de aplicación en la frontera terrestre con Andorra. Ni tampoco en el puesto de control en el territorio de Gibraltar.

Por otro lado, la orden establece que se mantiene el cierre temporal de los puestos de entrada y salida de Ceuta y Melilla.

Comentarios