España espera con impaciencia el acuerdo de la UE para abrir las fronteras a 15 países «seguros» de fuera de la zona Schengen. Será este 1 de julio cuando se vuelvan a recibir vuelos fuera de la zona euro y el protocolo aún no está listo.

Publicidad

La ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha confirmado que España espera que este lunes o el martes, como tarde, la UE de a conocer el acuerdo para abrir las fronteras a países de fuera de la zona Schengen. De momento, sería una lista de 15 estados «seguros», que podrían volar a Europa a partir del 1 de julio.

En una entrevista para Cadena Ser este lunes, Laya ha explicado que la UE trabaja para ver a qué países considera «seguros». Y todo parece indicar que serán aquellos cuya tasa de nuevos contagios de Covid-19 por cada 100.000 habitantes esté «a la par o por debajo de la media europea».

Aunque la lista está configurada, necesita el visto bueno de las capitales. De salir adelante, los primeros en entrar en Europa serán los viajeros de Argelia, Australia, Canadá, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uruguay, Georgia y China. Este último, eso sí, dependerá de si ellos levantan el veto a los europeos también.

Este aspecto de la reciprocidad está, según la ministra, todavía en discusión. Y es que en esa lista hay países que mantienen todavía cerradas sus fronteras, como Marruecos. El país africano estará clausurado hasta el 10 de julio. Por lo que, aunque Europa abriera sus fronteras, no se podría salir del país.

Además de la reciprocidad, para crear esta lista se han tenido en cuenta otros criterios. El principal, la tasa de contagios. También si la tendencia es ascendente o descendente. Y la fiabilidad de los datos emitidos. La lista de países, «muy corta por precaución», se irá revisando periódicamente. Lo más probable es que sea cada dos semanas. Se podrán incluir nuevos países seguros o quitar alguno si la situación epidemiológica así lo sugiere.

Hacer la lista «ha costado», admite Laya. Y es que en la UE están divididos. Algunos «creen que se puede ser un poco más generoso». Mientras que «otros quieren ser más restrictivos». Y ha habido quien lo ha visto en clave diplomática. «España lo ha tenido muy claro, esto no es un ejercicio diplomático sino de responsabilidad», ha argumentado la ministra.

Laya se ha referido expresamente, además, a dos países concretos. Por un lado, EEUU, que mantiene sus fronteras cerradas a los europeos. Asegura que en ningún momento ha recibido presiones para incluirle en la lista. Y ha recordado que el ritmo de contagios de coronavirus sigue allí en ascenso. Por el otro lado, se ha referido a Marruecos, descartando que vaya a haber una operación paso del estrecho como en años anteriores. Lo que supondrá que no podrán pasar los más de 700.000 vehículos y tres millones de marroquíes que suelen viajar desde el norte de Europa al país. Sin embargo, eso no significa que no haya ciudadanos que harán ese trayecto. «Dependerá del grado de apertura de la frontera marroquí», ha señalado Laya.

Fondo de recuperación

En su entrevista, y tras analizar la reapertura de fronteras, la ministra de Exteriores se ha referido al fondo de recuperación post Covid. Ha insistido en la necesidad de que se acuerde cuanto antes. «Para que el rebote de la economía europea llegue lo más rápido posible», ha dicho.

Y ha recordado que es «necesario poder estimular la economía europea lo antes posible». Sobre todo para que empresas y trabajadores «puedan volver a la actividad normal».

Publicidad

Comentarios