España no tiene la ansiada inmunidad de rebaño. Sólo el 5% de los españoles tiene anticuerpos frente al Covid-19. Son los primeros resultados del estudio de seroprevalencia llevado a cabo por Sanidad.

Publicidad

La población española está lejos de la llamada inmunidad de rebaño. Una situación que los expertos describen para las epidemias. Si gran parte de los ciudadanos han pasado la enfermedad sin consecuencias, su escudo ante el virus en cuestión es mayor. Por tanto, habría menos riesgo de rebrotes y colapso sanitario. Sin embargo, los primeros resultados del estudio de seroprevalencia de Sanidad revelan que sólo el 5% habría desarrollado anticuerpos frente al Covid-19. 

La principal conclusión de ese dato es que España carece de esa protección que confiere la inmunidad de rebaño. Y, por tanto, se debe mantener la prudencia y cautela en las fases de la desescalada.

Así lo reconoció este miércoles a última Salvador Illa en la presentación de los primeros resultados del estudio. Una investigación que sirve «para hacer una foto fija de la situación». Y que servirá para ir observando la evolución de la misma en las siguientes olas.

Según los cálculos, serían alrededor de 2,5 millones los españoles que han tenido contacto con el Covid-19 y que han desarrollado anticuerpos. Para poder contar con esa inmunidad de rebaño, al menos el 60% de la población debería haber contado con una exposición al virus. La cifra, sin duda, queda lejos del 5%.

Por provincias

La incidencia del coronavirus no ha sido igual en todas las provincias. Así lo demuestra el estudio. Las provincias más afectadas, lógicamente, cuentan con porcentajes mayores.

Son los casos, por ejemplo, de Madrid, que llega al 11,3% o de Soria, que alcanza el 14,2%. Ésta última es la provincia con el porcentaje mayor. Le sigue Segovia, con el 12,6% de población con anticuerpos.

Tras Madrid, Cuenca y Guadalajara. La capital y las provincias que la rodean son, sin duda, las que mayor porcentaje muestran, así como en Barcelona, con un 7,1%.

Entre las que tienen porcentajes más bajos, Ceuta y Melilla junto a Murcia, Asturias o Canarias. Todas ellas por debajo del 2%. Se trata, además, de las regiones que menos contagios de Covid-19 han sufrido.

El confinamiento estricto ha permitido que no haya contagios, pero también que se impida esa inmunidad de rebaño. Sin embargo, el encierro era necesario para evitar el colapso de la Sanidad.

Los resultados, eso sí, son preliminares y únicamente de la primera tanda de test. Todavía quedan otras dos, por lo que no se cuenta con toda la información completa. En las siguientes oleadas será posible conocer la evolución de la seroprevalencia y los cambios observados durante el tiempo entre pruebas.

Publicidad

Comentarios