Europa ha pedido ahora retrasar a 2021 la eliminación del cambio de hora. El pleno de la Eurocámara ha solicitado así una prórroga si se constata que será perjuicioso para el mercado interior.

Publicidad

Con 410 votos a favor, 192 en contra y 51 abstenciones, la Eurocámara ha aprobado en su pleno retrasar a 2021 la eliminación del cambio de hora. Se aplaza así una iniciativa que quería llevarse a cabo en abril de este 2019 ya.

Sin embargo, los eurodiputados han decidido dar algo más de tiempo. Reclaman además a los Gobiernos europeos que se coordinen para que elegir uno u otro horario. Y que eso no perjudique al funcionamiento del mercado único.

Y además piden un nuevo retraso si esto afectase de manera “significativa y permanente” al mercado. “Tenemos que estar seguros de que esta abolición del cambio horario estacional no tiene consecuencias para el mercado interior, especialmente si cada Estado miembro va a estar en un uso horario diferente”, ha dicho el vicepresidente del grupo popular europeo, Esteban González Pons.

“Estar seguros”

Pons también ha subrayado la necesidad de “estar seguros” de contar con los mecanismos “jurídicos suficientes” para resolver los “problemas” que pudieran surgir. Por ejemplo, en el “el tráfico aéreo”.

En los países que quieran quedarse con el horario de verano, el último cambio de hora será en marzo de 2021. Los que elijan el horario de invierno, en cambio, lo harán en octubre de ese mismo año. En abril de 2020, eso sí, tendrán que comunicar a Bruselas qué horario tendrán.

De momento, los Gobiernos europeos no han fijado aún su posición sobre la eliminación del cambio de hora. Un paso necesario para que se puedan iniciar las conversaciones.

Publicidad

Comentarios