Quim Torra ha lanzado ya las dos exigencias que pondría encima de la mesa para apoyar a Pedro Sánchez en una futura e hipotética investidura. Y son las mismas que terminaron con el diálogo y la legislatura.

Publicidad

El presidente catalán, Quim Torra, ya ha aclarado a Sánchez que, si quiere el apoyo de su partido para una futura investidura, tendrá que acatar dos exigencias. Y no son otras que las de negociar “el derecho a la autodeterminación” y aceptar que un “relator” acredite el avance de las conversaciones.

Son las mismas propuestas que terminaron con el diálogo entre Sánchez y Torra. Y que provocaron, de paso, el final de la legislatura al no dar Junts per Catalunya su apoyo a los Presupuestos.

“A Sánchez le planteamos lo que le hemos planteado en cada reunión”, ha dicho Torra. El presidente catalán especificaba que era “hablar del derecho a la autodeterminación”. También que “él ponga sobre la mesa la propuesta del Gobierno” al respecto. Y la otra exigencia es la de establecer “un relator”. “Para poder avanzar en un proceso claro, limpio y transparente de negociación”, dice.

Insistencia

Torra muestra así su insistencia en las condiciones que dieron al traste con el diálogo. Y las fija un día después de que Sánchez presentara su programa electoral.

En él, evitó incluir cualquier mención a Cataluña. Esconde así la intención de retomar o no el diálogo con el Gobierno independentista.

Publicidad

Comentarios