‘Gandalf’ y ‘Lisa’. Con esos nombres en clave se referían los CDR a Quim Torra y Carles Puigdemont respectivamente. Varios de los detenidos han confirmado en que así les llamaban para no dar sus nombres reales.

Publicidad

‘Gandalf’, como el mago de ‘El Señor de los Anillos’, y ‘Lisa’, como la hija de los ‘Los Simpsons’. Así eran los nombres en clave de Quim Torra y Carles Puigdemont respectivamente para los llamados ERT (Equipo de Respuesta Táctica). Es decir, para el sector más radical de los CDR.

Los nombres han aparecido en las conversaciones telefónicas intervenidas. Todas incorporadas al sumario. En una de ellas, que mantienen Ferran Jolis y Xavier Buigas, ambos encarcelados y procesados por terrorismo, el primero asegura que había preparado una reunión con Anna Puigdemont. Se refiere a ella como “la hermana de Lisa”. “‘Lisa’, para que me entiendas, es el nombre en clave del que está con los flamencos en Bélgica, el mandamás, para que me entiendas”, explica Jolis a su compañero.

“Sí, sí, Waterloo”, le contesta éste en referencia al lugar donde Puigdemont fijó su residencia.

En esa misma conversación, Jolis asegura estar trabajando con los hermanos Puigdemont “para blindarles comunicaciones”. Tanto entre ellos como en un tercer personaje al que denomina ‘Gandalf’. “‘Gandalf’ es el que está aquí, el que ya sabes quién es, ¿verdad?”, le dice. A lo que su interlocutor responde con un contundente triple “sí”.

Aunque ninguno cita expresamente a Torra, en el resto de conversaciones se vuelven a utilizar los nombres en clave de ‘Lisa’ y ‘Gandalf’. En varias de las ocasiones, para referirse a las supuestas medidas de seguridad que toman para poner en contacto a uno y otro.

Reunión con Anna Puigdemont

En otra de las conversaciones, Jolis relata su reunión con la hermana de Puigdemont. “Con avanzadillas y coches por detrás para vigilancia, una reunión móvil dentro de un vehículo con ella”, especifica.

Y asegura que iban a repetir la maniobra con Torra. “Con ‘Gandalf’ contactamos a través de Juliá con el hijo y el hijo lo que hará es gestionar una reunión parecida”, dice. No obstante, reconoce que será más difícil por el servicio de protección de Mossos que siempre le acompaña y que “no lo puede dejar”.

“La finalidad es blindar unas vías de comunicación seguras, ¿con quién? entre ‘Lisa’ y ‘Gandalf’, y obviamente entre ellos y sus familiares, pero también entre ellos y yo”, relata Jolis.

Publicidad

Comentarios