Xavier García Albiol es ya el nuevo alcalde de Badalona. Por sorpresa y sin que él mismo pudiera creérselo, accedía al bastón de mando tras la ruptura de las izquierdas.

Publicidad

A primera hora de la mañana de este martes, todo parecía decidido en Badalona. La alcaldía parecía que iría a parar a una coalición entre PSC y Guanyem. Sin embargo, la ruptura entre las izquierdas, hacía a Xavier García Albiol alcalde a la ciudad por sorpresa.

En las elecciones municipales de 2019, Albiol lograba ser la lista más votada. Sin embargo, En Comú, Guanyem Badalona y JxCat decidieron apoyar al PSC para impedir al popular gobernar. Y parecía que de nuevo iba a ser así.

PSC y Guanyem tenían prácticamente cerrado un acuerdo. Ambos habían acordado dividirse la dirección del Gobierno. Así, Dolors Sabater gobernaría 18 meses y el resto de legislatura lo haría el socialista Rubén Guijarro. El PSC tan sólo ponía como condición que el documento de acuerdo estuviera firmado antes de la investidura.

Pero los cuatro concejales de Guanyem, por sorpresa, decidían no firmar, lo que impedía el acuerdo.

Por eso, Albiol era elegido alcalde, tras gozar de la mayoría de votos (11), los de su partido únicamente. Sabater se quedaba en 10 y Guijarro en 6. La votación se ha producido en urna.

Albiol ha jurado el cargo entre lágrimas, muy emocionado y con los aplausos de los pocos asistentes al pleno. En su turno de intervención, ha prometido formar un gobierno para una situación «excepcional», marcada por el Covid-19. «Esto no va de derechas o de izquierdas. Mi candidatura no es del PP, es de todos los vecinos y vecinas de Badalona, más allá de lo que piensen y voten», ha dicho. «Si tengo la confianza de mis compañeros, no tengan duda que este gobierno gobernará para todos», añadía.

El popular García Albiol ya fue alcalde de Badalona, la cuarta ciudad más poblada de Cataluña, entre 2011 y 2015.

El escándalo de Pastor

Albiol se enfrentaba a una investidura tras el escándalo que apartaba hace unas semanas al alcalde socialista de Badalona Álex Pastor. 

El pasado martes 21 de abril, Pastor era detenido por romper el confinamiento. En su vehículo, era parado por los agentes en Barcelona. Al volante y ebrio, se encaraba con los Mossos, siendo finalmente arrestado.

Tras pasar la noche en comisaría, presentó su dimisión como alcalde y como concejal de Badalona. El PSC le suspendía además de militancia. Y confirmaba que tras ser dado de alta por los agentes, se comprobó que se había saltado el confinamiento e iba bebido. Opuso resistencia a la policía, no dudando en gritarles y resaltar que era el alcalde de Badalona.

Publicidad

Comentarios