La creación de esta unidad se produce tras la reunión de directivos de Facebook con los partidos políticos españoles de cara la campaña electoral.

Publicidad

El Gobierno ha puesto en marcha una unidad contra las llamadas “amenazas híbridas”. Es decir, bulos y ciberataques. Las llamadas “fake news”. Expertos del Departamento de Seguridad Nacional lidera la lucha contra los bulos y ciberataques.

Las citas electorales de abril y mayo multiplican el riesgo de injerencias para incidir en el resultado. Y aunque el impulso inicial provino de la UE por perservar los comicios europeos de mayo, España adelanta la estrategia ante las generales.

Un aspecto interesante es que la creación de esta unidad se produce unos días después de conocerse que directivos de Facebook se reunieron en secreto con los principales políticos españoles. Previsiblemente de para combatir los bulos y ciberataques de cara a la campaña electoral.

Amenaza contra la seguridad

Con esta medida, se evidencia que el Gobierno percibe la manipulación como una amenaza a la seguridad nacional. Este problema ha afectado a múltiples procesos electorales de Occidente en los últimos años. El último caso ha sido la crisis de Cataluña.

En referencia al conflicto de Cataluña se produce un claro ejemplo de bulo. En 2017 la base de datos recoge la supuesta noticia de que Baleares pide independizarse de España. Finalmente, la unidad desmonta la información divulgada por el medio ruso, Sputnik.

Este órgano contra la desfinformación fue creado por la Unión Europea en 2015. Dicha unidad está centrada en los bulos fabricados desde Rusia. Y es que la misma ha desmontado 5.014 falsedades, de las cuales 1.166 han sido en el último año.

Un grave problema democrático

El Ministerio de Interior, en la reciente estrategia nacional contra el crimen organizado, ha reconocido que los ciberataques constituyen uno de los principales riesgos a los que se enfrenta España.

Fuentes de Moncloa reconocen que a día de hoy no existen métodos que garanticen la detección de noticias falsas. Sin embargo, un grupo de personas coordinadas por La Moncloa se encarga de rastrear las redes sociales en busca de “fake news”.

Además, según el último Eurobarómetro elaborado por el Parlamento Europeo, ocho de cada 10 españoles perciben la desinformación como un problema para la democracia. Y para España en particular.

Publicidad

Comentarios