El Gobierno aprueba ya este martes una moratoria en las hipotecas para aquellos afectados por coronavirus. Y el paro será al 100% en todos los casos para intentar paliar la crisis.

Publicidad

El Consejo de Ministros de este martes ha sido especial. Con algunos ministros de manera telemática por prevención, el Gobierno se reunía para adoptar las medidas necesarias para paliar la crisis por el coronavirus. Medidas económicas que ayudarán a empresas y trabajadores. Entre ellas, moratoria de hipotecas o paro al 100%.

Estas medidas se sumarán a las ya implementadas la semana pasada, cuando se anunció una inyección de 18.225 millones.

Buena parte de las propuestas aprobadas han sido propuestas por los ministros de Podemos, que presionan desde la semana pasada para adoptar medidas con el mayor alcance posible.

El real decreto se publicará con toda probabilidad este miércoles por lo que pasará a ser efectivo el jueves.

Moratoria hipotecas

Conforme al borrado filtrado con las primeras medidas, llama la atención la moratoria de las hipotecas. Algo que beneficiará a miles de familias. Aquellos que pierdan su empleo por el coronavirus o quienes acrediten una reducción de ingresos podrán pedir al banco que deje de pasarles la hipoteca.

Será, eso sí, para primeras residencias y siempre que se pueda acreditar que el coronavirus afecta a los ingresos familiares. Se trata de un parón, pues cuando se levante la moratoria habrá que seguir pagando, como siempre, las hipotecas.

El propio Pedro Sánchez, avanzaba Javier Ruiz en Telecinco, habría comunicado la decisión a la banca. Un sector que no batallará la medida, acatándola para hacer más llevadera la crisis.

Muchos reclamaban este tipo de medidas, alegando que en 2008 fue el Estado quien rescató a la banca. Y que ahora le correspondía a este sector arrimar el hombro.

Despidos y paro

Entre las medidas que también anunciará el Gobierno, los relativos a los despidos y el subsidio por desempleo.

En caso de ser despedido, el trabajador podrá pedir el paro con el 100% de derechos. Es decir, no hace falta tener antigüedad ni derecho a desempleo para solicitarlo. Se contarán los últimos 180 días de trabajo para ello. Los meses que tengan que cobrarse no se descontarán del total. Por lo que si en un futuro el trabajador tiene que volver a solicitar el desempleo, el tiempo cobrado no se tendrá en cuenta.

Para las empresas, los ERTE serán exprés. Y, tras solicitarlos, tendrán respuesta en 7 días como máximo.

Por último, los trabajadores tendrán derecho a pedir la reducción de jornada. Ya sea al 50% o incluso al 100% sin que ello cambie la relación laboral con la empresa. Es decir, no pueden ser despedidos por este motivo. Y se asegura que se podrá volver al puesto cuando la crisis acabe con todos los derechos.

Además, el Gobierno prohíbe cortar los suministros básicos como agua, luz o gas a quienes no puedan pagarlos por el coronavirus.

Publicidad

Comentarios