El Gobierno y las CCAA han acordado finalmente el aprobado general, salvo excepciones, y abrir en julio los colegios para clases de refuerzo voluntarias. Es, a grandes rasgos, las dos medidas más importantes.

El Ministerio de Educación y las CCAA han acordado este miércoles que todos los alumnos de infantil, primaria, secundaria y primero de Bachillerato tengan un aprobado general. Eso sí, no todos pasarán con la misma nota. Los profesores tendrán que decidir qué notas poner en función de las obtenidas durante los dos primeros trimestres. Además, los colegios abrirán en julio para ofrecer clases de refuerzo voluntarias.

La evaluación del tercer trimestre, por tanto, solo podrá ser tenida en cuenta para bien. Y la evaluación final irá acompañada de un informe personalizado por alumno. Servirá para diseñar los planes de refuerzo que se pondrán en marcha para compensar las condiciones del final del curso.

A los alumnos podrán quedarles asignaturas pendientes. Y no por ello tendrán que repetir curso. Esto solo se producirá en casos excepcionales. Además, necesitarán una autorización especial de la Administración autonómica para hacerla efectiva.

Los planes de refuerzo se desplegarán a lo largo del curso que viene. Por lo que tendrán que reducirse los contenidos previstos. Pero también verano, ya que se abrirán los colegios a este efecto. Algo que necesitará la contratación de profesores de refuerzo.

Con la reunión de la ministra Celaá y los consejeros autonómicos se cierra así una de las grandes incógnitas. Y es que hasta ahora la comunidad educativa no sabía cómo se procedería al final del curso.

Se deja en manos de los gobiernos regionales además la decisión de avanzar o no en el temario de esta última etapa. La idea generalizada, además, es que salvo las universidades, el resto de alumnos vuelvan a clase. Al menos unos días y aunque sea de manera simbólica. La evaluación, eso sí, será de forma telemática.

Segundo de Bachillerato

Los alumnos de segundo de Bachillerato no se verán afectados por la medida. La forma de evaluar la decidirán las CCAA. Probablemente, se limite a lo visto en clase presencial durante los dos primeros trimestres.

También se mantienen los exámenes de selectividad, retrasados eso sí hasta julio. Aunque serán más sencillos que en años anteriores ante la situación excepcional.

Comentarios