Pedro Sánchez ha ofrecido a Pablo Iglesias un “Gobierno de cooperación”. En la reunión que ambos han mantenido en el Congreso parecen haber acercado posiciones, aunque no han especificado en qué consiste ese acuerdo propuesto.

Publicidad

La reunión entre Sánchez e Iglesias ha durado algo más de una hora. En el Congreso, los líderes de PSOE y Podemos han mantenido un encuentro en el que sentar las bases para la futura investidura del ahora presidente en funciones. Aunque más corta que la que mantuvieron en Moncloa, durante su charla Sánchez ha propuesto a Iglesias un “Gobierno de cooperación”. Pero, ¿en qué consistiría?

Ni uno ni otro han detallado cómo manejarían un posible acuerdo de Gobierno. Pese a ello, Iglesias reconocía que la reunión “ha ido bien”. Y era él quien desvelaba que “el candidato nos ha propuesto empezar un gobierno de cooperación”. Mientras tanto, el PSOE juega con las palabras y promete, aunque no detalla. El objetivo no es otro que dejar la puerta abierta a obtener el apoyo de otros grupos. No quiere atarse a Podemos para no cerrar vías con el resto de partidos.

Desde Podemos se muestran satisfechos con la reunión. Aunque no ha habido pasos significativos, tampoco ha sido un portazo. “El nombre es lo de menos, lo importante son los contenidos”, ha dicho Iglesias. El líder de la formación morada ha añadido que “el adjetivo es lo de menos si al PSOE le va bien”. “Lo importante es tener una base parlamentaria amplia, avanzar en la justicia social…”, añadía.

Sin nombres

Tanto Iglesias como Adriana Lastra, portavoz del PSOE, han asegurado que no se ha hablado de nombres. En referencia a la posibilidad de incluir ministros de Podemos en el Gobierno.

A pesar de ello, Iglesias ha mantenido sus aspiraciones. “No se ha hablado de nombres ni se ha ido más allá de explorar esa posibilidad de cooperación”, ha dicho Lastra. Por su parte, Iglesias dejaba claro que “no se ha hablado de vetos y no concibo la posibilidad de que el PSOE vete a nadie, la época de los vetos pasó”.

Publicidad

Comentarios