El Gobierno estudia y prepara ya, para aprobar este martes, la moratoria del pago del IVA para autónomos y pymes, además del ingreso vital mínimo que ha impulsado el vicepresidente Pablo Iglesias.

Publicidad

Encima de la mesa del Consejo de Ministros estarán este martes dos medidas para paliar la crisis del coronavirus. La primera, la moratoria del pago del IVA para autónomos y pymes. Un aplazamiento de un mes. La segunda, el ingreso vital mínimo que promueve desde hace días Pablo Iglesias.

Ya el pasado viernes, María Jesús Montero anunciaba esta medida. Los impuestos tienen que presentarse antes del 20 de abril. Ahora, con la moratoria, se amplía el plazo hasta el 20 de mayo. En unos días se presenta la liquidación del IVA del primer trimestre, así como los pagos fraccionados del IRPF, y el impuesto de sociedades.

Con la nueva medida del Gobierno se permitirá a autónomos y pymes renunciar al sistema de módulos para tributar por estimación directa de forma temporal ante la caída de ingresos. Aunque esta parte de la ley podría aprobarse más tarde.

Ingreso vital mínimo

Además de la moratoria del IVA, el Gobierno estudia aprobar ya este martes el ingreso vital mínimo, promovido por Pablo Iglesias. Será una solución temporal hasta que el ministerio de Seguridad Social concluya el diseño definitivo para una renta mínima vital permanente.

También podría ir acompañada de otras medidas. Como por ejemplo que aquellos trabajadores que tengan personas dependientes a su cargo, y no puedan teletrabajar, tengan un permiso retribuido por parte de las empresas.

La renta vital mínima es una promesa electoral de Podemos. Y la crisis del coronavirus la hace, dicen, más necesaria que nunca. No cuenta, eso sí, con el respaldo de la CEOE.

Este ingreso consistiría en una cantidad similar al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Es el índice de referencia para la asignación de ayudas y subsidios en función de los ingresos. Se podrían beneficiar de esta medida los que no tienen acceso a ninguna de las ayudas desplegadas desde el pasado 14 de marzo.

Por ejemplo, trabajadores que han estado en el mercado negro y no figuran sus ingresos.

Publicidad

Comentarios