El Gobierno permitirá a los menores de 14 años salir a la calle pero en las mismas condiciones de estado de alarma que los adultos. Es decir, podrán acompañar a éstos en la compra o para ir al banco.

Publicidad

Finalmente, el Gobierno ha ampliado a 14 años la edad de los menores que podrán salir a la calle a partir del próximo lunes 27 de abril. Pero lo harán en las mismas condiciones que los adultos, cumpliendo con el estado de alarma, que se ampliará hasta el 9 de mayo tras su votación este miércoles en el Congreso.

Así, los menores podrán acompañar a un adulto a hacer gestiones al banco, comprar en las tiendas de alimentación o acudir a la farmacia. La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha sido la que ha especificado en rueda de prensa los detalles de la salida de los niños. Algo que venían reclamando las CCAA y las familias desde hacía días.

Aunque se había llegado a rumorear que podría haber horarios o que los niños podrían salir entre media hora y una hora al día, lo cierto es que finalmente tendrán la misma poca libertad de movimiento que los adultos.

«Sabemos que es un alivio parcial», ha dicho la ministra Montero. «La mayoría de los niños han permanecido en sus domicilios, la probabilidad de que estén contagiados es realmente baja», ha asegurado. Pese a ello, el Gobierno ha propuesto una «salida controlada» y apela, además, «a la responsabilidad de los padres».

Así, al igual que los adultos, los menores no podrán ir en bicicleta, ni acudir a los parques o dar un simple paseo. Tendrán que ir acompañados siempre por un adulto. Tampoco tienen tiempo estimado, ya que dependerá de las gestiones que tenga que realizar su progenitor.

¿Con mascarilla?

No parece que el uso de mascarillas vaya a ser obligatorio. Al igual que sucede con los adultos, es aconsejable la utilización de las mismas. Pero de momento no hay material para toda la población. Y en los menores, además, es difícil encontrar mascarillas a su tamaño.

Lo mismo sucede con los guantes. Por lo que los niños tendrán que tener especial atención a la hora de volver a casa. Tendrán que reforzar la higiene de manos para evitar contagios.

Los expertos aseguran que no está demostrada la efectividad de las mascarillas en los niños. Por regla general, los menores son menos propensos a infectarse. Pero sí pueden contagiar el virus con mayor virulencia. El hecho de llevar en casa más de un mes hace que las posibilidades de estar contagiados sean casi mínimas. Eso sí, de momento tendrán que esperar para jugar con otros niños o ir a los parques.

Publicidad

Comentarios