El Gobierno ha rebajado ahora la previsión de recaudación de la llamada ‘tasa Google’ hasta los 968 millones de euros. Cifra alejada de la prevista al anunciar esta medida.

Publicidad

Como estaba previsto, el Gobierno ha dado luz verde este martes a las conocidas como ‘tasa Google’ y ‘tasa Tobin’. La ministra portavoz, María Jesús Montero anunciaba estas medidas, a la vez que rebaja las previsiones de recaudación, bajando hasta los 968 millones de euros.

Montero ha justificado la necesidad de estos impuestos para «modernizar y adaptar el sistema tributario español, anclado en el siglo XX, a las nuevas realidades económicas del siglo XXI».

Con la ‘tasa Tobin’ y la ‘tasa Google’, el Gobierno espera recaudar 1.800 millones de euros. De ellos, 968 corresponden al segundo impuesto, lo que rebaja las primeras previsiones, que hablaban de 1.200 millones el año pasado. La rebaja corresponden, explicaba Montero, a la ralentización económica y a la luz del impacto de medidas similares en otros países.

En cuanto al impuesto sobre transacciones financieras, Montero ha recordado que el «sector financiero recibió apoyo durante la crisis», en referencia al rescate de los bancos. Un préstamo nunca devuelto a las administraciones públicas. Según las previsiones, recaudará unos 850 millones al año.

En cuanto al malestar de EEUU por la ‘tasa Google’, Montero ha precisado que se aplicará el 3% de impuestos a los ingresos por prestación de servicios de publicidad, intermediación de servicios online y venta de datos proporcionados por el usuario.

Se trata de un impuesto indirecto que las empresas tendrán que liquidar cada tres meses. Pero este año, «excepcionalmente» se hará de una sola vez en diciembre. «Así habrá margen para que haya un acuerdo internacional sobre este impuesto», dice Montero. Se refería así a «las negociaciones que se llevan a cabo en la OCDE y el G20». El aplazamiento permitirá dar «más tiempo a las empresas para que se adapten».

La portavoz del Gobierno ha asegurado que estarán atentos a los movimientos de EEUU y sus presiones. Pero que «nuestra tarea es tener una fiscalidad justa para los ciudadanos».

Bajas médicas

El Gobierno, además, ha aprobado un Real Decreto Ley para derogar el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores. Permite a los empresarios el despido objetivo de un trabajador por acumular bajas médicas justificadas.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado que con este paso «vamos desmontando la reforma laboral del PP». Esta legislación «impide que los más vulnerables puedan ser despedidos» por tener «una baja justificada por enfermedad».

Con ello se cumple también la directriz del Tribunal de Justicia de la UE. En sentencia de enero de 2018 ya advirtió a España de que este despido iba en contra de la directiva comunitaria.

Publicidad

Comentarios