El Gobierno ha rectificado y también ayudará a los autónomos a paliar la crisis por el coronavirus. Así, podrán obtener una ayuda de hasta 700 euros y no pagarán la cuota correspondiente. Todo ello para aliviar los efectos económicos de quienes trabajan por cuenta propia.

Publicidad

A falta de confirmación por el propio Gobierno, ha sido el presidente de la ATA (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos), Lorenzo Amor, el que ha anunciado las medidas para los autónomos por el coronavirus. En redes sociales, ha animado a los trabajadores por cuenta propia a solicitar la prestación por cese de actividad, lo que les exonerará de pagar las cuotas. También podrán optar a una ayuda de hasta 700 euros.

A partir de ahora, y mientras dure el estado de alarma, una entidad gestora se hará cargo y cotizará por el autónomo. Así, se podrá mantener su alta en la Seguridad Social. Los trámites pueden empezar a realizarse ya. Y la prestación se cobrará a mes vencido. De momento, será de un mes pero prorrogable.

«La única duda es a esta hora los autónomos empleadores, si podrán cobrarla o no sin necesidad de hacer un ERTE», decía también Amor en uno de sus tuits.

El presidente de la ATA aprovechaba para felicitar a los autónomos «por vuestro esfuerzo y unión».

Los grandes olvidados

El pasado martes, el Gobierno hacía públicas las medidas económicas adoptadas para paliar la crisis. Los autónomos se convertían en los grandes olvidados, lo que llevó al presidente de la ATA a denunciar que 1,6 millones de personas se quedaban en la cuneta.

No podrían cobrar una prestación y, además, tendrían que seguir pagando la cuota de autónomos.

Desde entonces, Amor ha solicitado ayudas al Gobierno. Y es que si el estado de alarma se alarga en los próximos meses, los autónomos no tendrán ingresos. Y, por lo tanto, no deberían abonar la cuota de Seguridad Social.

La ley exigía, hasta ahora, que los autónomos se debían dar de baja en Hacienda y Seguridad Social. Algo que no podían hacer el millón de autónomos con trabajadores a su cargo. Porque si no, antes tenían que despedir a toda su plantilla.

«Si sucede, no solo habrá despidos definitivos, sino que muchos tardarán mucho tiempo en contratar de nuevo porque primero deberán recuperarse ellos. Si no se dan cuenta de este hecho, el empleo puede tardar mucho tiempo en recuperarse», advertía Amor.

Ahora, parece que el Gobierno ha escuchado sus peticiones. Por lo que no tendrán que darse de baja para acceder a esa prestación. Un dinero que podrá llegar a los 700 euros.

Publicidad

Comentarios