El Gobierno insiste en que la prórroga del estado de alarma es la única vía para mantener el confinamiento y el plan de desescalada. Por eso, ha trasladado la presión al PP. «Tendrán que responder si hay repunte de casos», ha dicho el Ejecutivo.

Ya lo avisó Pedro Sánchez este fin de semana. «El único plan es el estado de alarma», decía. El Gobierno insiste este lunes, ante las dudas del PP, en que es la única vía para poder mantener las medidas de confinamiento. Y, por tanto, ganar la batalla al coronavirus. Por eso, han decidido trasladar la presión a los populares, culpándoles de posibles rebrotes. «Tendrán que responder ante los ciudadanos si hay repunte de casos», dicen desde el Ejecutivo.

Ante la posible votación en contra de PP, PNV y ERC, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recordado que es «imprescindible» para llevar a cabo la desescalada.

Illa ha insistido en que «no hay alternativa» y que «mejor no hacer experimentos que no pueden llevar al caos». Se refería así a la posibilidad de aplicar la ley General de Salud Pública, como apuntan algunas autonomías.

Ha sido José Luis Ábalos quien se ha dirigido expresamente al PP, cuyo apoyo puede resultar crucial. Sobre todo, si los socios parlamentarios del Gobierno como ERC y PNV votan en contra. Ábalos ha asegurado a los populares que si no votan a favor de la nueva prórroga «tendrá que responder si hay repunte de casos». «Solo podemos pedir y esperar de los partidos que actúen con responsabilidad», ha añadido. Trasladaba así la presión a los de Pablo Casado.

El líder del PP aseguraba este lunes que su partido no apoyaría otra prórroga del estado de alarma. «Ya no hace falta», aseguraba.

Llamada a Casado

Pese a que Sánchez ha llamado a Casado para pedirle una prórroga, parece que en el PP no están dispuestos. Así, Ábalos reconocía en rueda de prensa que no cree que los populares «vayan de farol» porque «son momentos muy duros como para plantear esto como una jugada política». Y ha insistido en que propongan una alternativa mejor. Pero que «no lo hacen porque no la hay».

También ha considerado que el PP no puede no abstenerse porque «gobierna en varias comunidades». «Este Gobierno no ha asumido la gestión de la sanidad de ninguna autonomía», ha recordado. La crisis del Covid-19 se han afrontado desde la «corresponsabilidad» y la «lealtad institucional». Y que el estado de alarma se necesita como elemento jurídico por las autonomías no pueden controlar la movilidad. Un derecho fundamental que solo puede ser restringido por el estado de alarma.

«Si perdemos este instrumento constitucional nos abocamos a un caos sanitario», ha insistido Illa.

Comentarios