El Ministerio de Hacienda intervendrá a la Junta de Andalucía por los Presupuestos que la propia ministra, María Jesús Montero, firmó en su momento. Le piden un plan de ajuste por incumplir el déficit en 2018.

Publicidad

Hacienda ha comunicado ya a la Junta de Andalucía que no podrá salir a los mercados a captar financiación en 2020 por haber incumplido el objetivo de estabilidad, deuda pública y regla de gasto de 2018. Un periodo en el que el propio PSOE gobernaba en la comunidad andaluza. De hecho, fue la ministra Montero quien dio luz verde a los Presupuestos por los que ahora Andalucía está siendo castigada.

El Ministerio reclama al Gobierno de Juanma Moreno que presente un “plan de ajuste que incluya medidas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y deuda pública”. También “que sea consciente con su plan económico-financiero”.

Así lo comunicaban desde el Ministerio de Hacienda a la Junta en una carta antes de que PP, Cs y Vox aprobaran los Presupuestos para Andalucía. En la misiva se recuerda que la comunidad andaluza había incumplido el objetivo de déficit en 2018. Y, que por ello, no puedo adherirse al compartimento Facilidad Financiera en 2020. Podría, eso sí, adherirse al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) para el año que viene.

Plan de ajuste

El ministerio que dirige Montero traslada a la Junta que tendrá que presentar un plan de ajuste. En él, se tienen que incluir medidas que garanticen el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y deuda pública.

También se recuerda en la carta que para adherirse al FLA, tendrán que presentar un anexo en el que se recoja la estimación “de la totalidad de sus necesidades de financiación para el año 2020”.

Una semana antes de aprobarse los Presupuestos en Andalucía, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ya había recomendado a la Junta que aplazara sus nuevas medidas de rebaja fiscal. O el planteamiento de otras “actuaciones que favorezcan el cumplimiento de la regla de gasto”.

Las cuentas de Montero

La paradoja de esta intervención es que se sustenta en el incumplimiento del ejercicio de 2018. Es decir, el último presupuesto gestionado por el Gobierno del PSOE.

Entonces, estaba presidido por Susana Díaz. Y fue la propia María Jesús Montero, ahora ministra, quien dio luz verde a esas cuentas, como consejera del Ejecutivo.

Publicidad

Comentarios