La ecografía proporciona información diagnóstica en tiempo real con ausencia completa de efectos negativos sobre el paciente, por lo que puede repetirse cuantas veces sea necesario, a lo que se añade su accesibilidad desde el punto de vista tecnológico.

Publicidad

Por todo ello, existe una clara tendencia a su generalización en diversos ámbitos de la Medicina, tanto en Atención Primaria como en Especializada. Uno de ellos es su uso en las consultas de cirugía de cabeza y cuello, motivo por el cual el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, celebró recientemente su Curso práctico de ecografía para cirujanos de cabeza y cuello.

“La ecografía de cabeza y cuello es un excelente complemento a la exploración física, ya que permite la visualización directa de los órganos. Entre otras cosas, nos permite localizar y medir con mayor precisión masas cervicales, valorar su dependencia y naturaleza”, señalan la Dra. Ana Alonso, médico adjunto del Servicio de Radiodiagnóstico del hospital, y el Dr. José Granell, jefe asociado del Servicio de Otorrinolaringología del mismo centro, ambos directores del curso. “Nuestra visión en que, en un plazo de tiempo no demasiado largo, el ecógrafo sea algo tan normal de encontrar en una consulta de cirugía de cabeza y cuello como pueda ser un fibrolaringoscopio”, añaden.

Una técnica al alcance de médicos no radiólogos

Actualmente, el Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Rey Juan Carlos puede realizar esta técnica a petición de Atención Primaria, Atención Especializada extrahospitalaria y pacientes hospitalizados. No obstante, la ecografía de cabeza y cuello está al alcance de los médicos no radiólogos que decidan formarse y entrenarse para incorporarla como complemento a su práctica diaria.

La ecografía de cabeza y cuello es un excelente complemento a la exploración física
La ecografía de cabeza y cuello es un excelente complemento a la exploración física

“La base es el conocimiento de la anatomía y la patología y, por tanto, cualquier profesional que trabaje en este campo está en una posición de partida privilegiada”, indica el Dr. Granell, quien añade que “esto no es sino un paso más hacia la colaboración con los servicios de Radiodiagnóstico y el trabajo en equipo inherente a la práctica moderna de la Medicina”.

En el caso del cuello, para llevar a cabo una correcta exploración mediante ecografía -añade la Dra. Alonso-, “los profesionales deben conocer los fundamentos de la técnica, estar familiarizados con la misma y siempre encuadrar los hallazgos en el contexto clínico del paciente”. Asimismo, en el caso de realizar una ecografía tiroidea deben tener en cuenta “la alteración de la analítica del eje tiroideo, presencia de bocio o de masas de posible dependencia tiroidea” y, si se trata de una ecografía de glándulas salivales, “la sospecha de patología obstructiva y lesiones focales”. “En ocasiones también puede ser útil en la patología inflamatoria”, incide.

Una apuesta de formación multidisciplinar

Los servicios de Otorrinolaringología y Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Rey Juan Carlos se relacionan en la práctica diaria en el manejo multidisciplinar de pacientes en comités oncológicos, elaboración de guías clínicas y protocolos de actuación, entre otras líneas de trabajo colaborativo.

Tras mantener contacto con departamentos de hospitales de todo el mundo en los que la ecografía de cabeza y cuello es una práctica habitual desde hace años (Stanford, Mount Sinaí de Toronto, Swansea en Gales, Rigshospitalet de Copenhague o Prince of Wales Hospital de la Universidad China de Hong Kong), el Servicio de Otorrinolaringología del centro decidió incluir la ecografía de cabeza y cuello en su cartera de servicios y, junto al de Radiodiagnóstico, poner en marcha un proyecto de formación para atender la demanda en este sentido.

En esta labor, indica la Dra. Alonso, “el Servicio de Radiodiagnóstico ha ofrecido colaboración en asesoría técnica y formación práctica, incluyendo rotaciones en su departamento”. De este modo, “la iniciativa y la agilidad en el desarrollo de nuevos proyectos sitúa una vez más al Hospital Universitario Rey Juan Carlos en una posición de liderazgo en un nuevo campo”, concluye el otorrinolaringólogo.

Publicidad

Comentarios