Miquel Iceta la ha liado con una llamada ‘fantasma’ entre Sánchez y Torra, dando por hecho que el presidente del Gobierno había hablado con el de la Generalitat. Las críticas del independentismo no han tardado en llegar.

Publicidad

“Torra no encontraría agua en el mar, Sánchez le llamó ayer y no ha servido de nada”. La frase de Miquel Iceta durante una entrevista de radio ha desatado el lío. El líder del PSC daba por hecho que el presidente dee Gobierno y el de la Generalitat habían conversado. Lo que ha provocado las críticas del independentismo, que ha aprovechado para cargar contra el PSOE. La llamada ‘fantasma’ hacía a Iceta rectificar, aunque la ola mediática ya era imparable.

Tras pedirle la periodista de Catalunya Radio más detalles de esa supuesta llamada, Iceta lanzaba balones fuera. Y aseguraba que lo había leído “en un teletipo”. Más tarde, la periodista aclaraba que Iceta se refería a la llamada que Sánchez ha prometido hacer, pero que no se ha producido aún.

Un patinazo que ha servido a Torra para cargar contra el propio Iceta y, de paso, contra Sánchez. “Lamentable. El tono y el engaño. El presidente Sánchez no me llamó ayer ni tampoco me cogió el teléfono en un momento de máxima gravedad para el país cuando le llamé”, ha dicho en Twitter. “Es difícil pensar en hacer creíble una negociación que se basa en mentiras”, añadía.

Desde Bélgica, y también a través de la red social, Puigdemont se sumaba a las críticas. “Iceta ya mintió cuando dijo que había hablado con los familiares de los presos. Lo vuelve a hacer, en medio de ofensas gratuitas al presidente de la Generalitat”, escribía.

Tras su metedura de pata, Iceta aclaraba sus palabras. Y en un tuit enlazaba la noticia titulada “Torra desprecia el último gesto de Sánchez”. El líder del PSC ha explicado que tras leer las declaraciones del Gobierno catalán “desdeñando la llamada de Pedro Sánchez, entendí que la llamada ya se había producido”. “Si de verdad quiere dialogar, la actitud ha de ser muy distinta”, añadía Iceta.

Mesa de negociación

Al margen del lío por la llamada ‘fantasma’, Iceta ha asegurado que avalaría la posibilidad de crear “una mesa de negociación entre gobiernos”. Después, además, de que Junqueras haya asegurado que ERC votará ‘no’ a la investidura si no se asume este compromiso.

Preguntado por cuál sería su propuesta en la negociación, Iceta ha asegurado que “una mesa de negociación, y si ERC la quiere entre gobierno, entre gobiernos”.

“Me parece bien, pero también me parecería bien si fuera entre partidos. Yo quiero diálogo, y creo que muchos ciudadanos no entenderían que las dos partes que dicen querer dialogar no se pusieran de acuerdo en cómo hacerlo”, explicaba.

Pese a ello, ha recomendado desvincular las negociaciones de investidura con la resolución al conflicto catalán. “Para algunos esta negociación debería ser la solución definitiva a todo. Para mí, es un empezar”, decía.

Publicidad

Comentarios