Divide y vencerás. Es lo que ha pesando Pedro Sánchez. Pero Pablo Iglesias bloquea ahora esa estrategia y cierra filas para que las confluencias de Podemos negocien juntas y no por separado, evitando así fisuras.

Publicidad

Podemos ha aprovechado el mes de agosto para asentar su posición frente a las negociaciones con el PSOE. Y para limar las asperezas que se crearon con sus socios en el Congreso a costa de la investidura. Algunas de las confluencias se desmarcaron entonces de la formación morada y se mostraron partidarios de aceptar la propuesta de un acuerdo programático y no de un Gobierno de coalición. Para evitar eso, Iglesias ha logrado que ahora negocien todas juntas, bloqueando así la estrategia de Sánchez, quien quería dividir a la formación.

Tanto la dirección estatal de Podemos, como la de IU y los sectores catalán y gallego han trabajado juntos en los últimos días. De ellos ha salido la propuesta lanzada este pasado martes a los socialistas. Las confluencias cierran así filas y evitan una imagen de debilidad que lastre una posible negociación. La cohesión y unidad son, sin duda, las consignas que imperan en la formación morada.

En la anterior negociación, IU y un sector de los ‘comunes’ fueron más proclives a pactar con el PSOE a cambio de un pacto en el programa de gobierno. También hubo fisuras por elegir a Echenique y Belarra como directores de la negociación. Excluían así a las confluencias, que se quedaban sin voz en las reuniones.

La estrategia del PSOE era aprovechar esos roces para hablar con los socios de Podemos por separado. En un intento por convencerlos para evitar la repetición de las elecciones. Iglesias lo sabe y ha decidido bloquear esta vía, siendo la consigna oficial la unión. “La cohesión del grupo confederal es absoluta. Nosotros nombramos un equipo negociador en el que están presentes todas las formaciones políticas que forman parte del grupo confederal. La negociación va a ser con Unidas Podemos, no con sus partes”, dejaba claro Pablo Echenique. 

Además, Podemos ha aprendido de sus errores y el equipo negociador incluirá también a Jaume Asens (En Comú Podem), Yolanda Díaz (Galicia en Común), Enrique Santiago (IU-PCE) y Juantxo López de Uralde (Equo).

Consenso

En un intento de restaurar las heridas, Iglesias apuesta por un trabajo colectivo para elaborar la propuesta de programa de gobierno enviada esta semana.

“Llevamos trabajando todo agosto en el documento que el martes vio la luz pública y vamos a seguir haciéndolo en el marco confederal. Esta propuesta política que planteamos une a todo el grupo confederal y es consensuada”, señalan desde Galicia en Común.

Desde En Comú Podem se admite que “hay posiciones y sensibilidades diversas”. Pese a ello, dice que “el grupo no corre el riesgo de romperse”.

Publicidad

Comentarios