Pablo Iglesias se prepara para la reunión con el PSOE y lo hace calentando el ambiente, aún más. “El problema es Sánchez”, ha dicho contundente. Asegura que al líder socialista se le hace muy difícil entender “que alguien le pueda hacer sombra”.

Publicidad

A solo unas horas de que los equipos negociadores de PSOE y Podemos se sienten de nuevo en el Congreso para negociar, Pablo Iglesias se sentaba en el plató de ‘El Programa de AR’ en Telecinco para calentar, aún más, el ambiente y la tensión. Y es que no dudaba en cargar directamente contra Pedro Sánchez, asegurando que “el problema es él”. Culpaba al presidente del Gobierno del bloqueo político y de no estar por la labor de solucionar la situación y evitar nuevas elecciones.

Iglesias ha insistido en que defenderán un Gobierno de coalición. Sin embargo, no se ha mostrado optimista con la actitud de Sánchez. “Hay algo en él que le hace muy difícil entender que tenga que compartir responsabilidades o que alguien le pueda hacer sombra en el Consejo de Ministros”, ha dicho.

El líder de Podemos ha considerado también que el “veto” al que fue sometido “iba en esa dirección”. La de “no hacer sombra” al presidente del Gobierno.

En su entrevista en Telecinco, Iglesias ha descargado todo tipo de reproches hacia Sánchez. Lo que no hace sino aumentar la tensión entre ambos. Y calentar el ambiente de cara a una reunión con la que se retoman las negociaciones tras un mes sin apenas contacto. De hecho, Iglesias confirmaba que no había hablado, ni siquiera por teléfono, con Sánchez.

“Sólo hemos tenido algún problema con Pedro Sánchez”, recordaba el líder de la formación morada. Y señalaba los pactos de coalición en Valencia, Aragón, Baleares, Navarra “y hasta La Rioja”. “En todos los sitios donde no está Pedro Sánchez, incluso donde hay barones muy a la derecha, nos pusimos de acuerdo”, ha dicho. “El problema es Sánchez”, insistía.

Reflexionar y rectificar

Dejando claro que el obstáculo para alcanzar un acuerdo es Sánchez, Iglesias acusaba al líder del PSOE de querer “acaparar todos los sillones y todo el poder”. Por eso, le ha llamado a reflexionar y rectificar. Dos acciones que evitarían otras elecciones. “Yo espero que en las próximas horas no piense tanto en sí mismo y sí en los intereses de España”, ha dicho.

Además, explicaba que Podemos le habría entregado “la mayor victoria simbólica al PSOE”. Que no es otra que la de vetar al propio Iglesias como ministro. “Eso es aceptar mucho más de lo que el PSOE aceptaría jamás”, ha dicho. Por eso, cree que a Sánchez “se le acaban las excusas” para formar una coalición.

También ha señalado que las medidas presentadas el pasado martes son “un paso atrás”. Porque, dice, incluyen propuestas “ya superadas”. En todo caso, dice que los negociadores de Podemos irán a “completar” ese documento.

Por un lado, con medidas de programas. Y por el otro, con propuestas para que Podemos pueda desarrollarlo dentro del gobierno. “Espero que cuando planteemos la estructura de gobierno no se levanten de la mesa”, ha dicho. A este respecto, Iglesias se mostraba rotundo al asegurar que sólo aceptará un gobierno de coalición con ministerios.

Dada la postura del PSOE y la de Podemos, todo parece indicar que el acuerdo está más lejos incluso que antes de la investidura fallida. Muchos son los que ya vaticinan que habrá nueva llamada a urnas el 10 de noviembre. Y es que parece difícil que ambas formaciones lleguen a un acuerdo antes del 23 de septiembre. Día en el que se acaba el plazo para investir al presidente del Gobierno.

Publicidad

Comentarios