Pablo Iglesias dejará en manos de Pedro Sánchez la decisión de apoyarse en ERC o en Ciudadanos para poder gobernar. A diferencia de tiempos pasados, la formación morada no vería con malos ojos esta vez el respaldo de la formación naranja.

Publicidad

Los 155 diputados que suman Podemos y el PSOE se quedan lejos de los 176 necesarios para sacar adelante la investidura. Conscientes de que necesitan más apoyos, los socialistas están ya intentando conseguir los escaños suficientes para gobernar. Con la predisposición de muchos partidos minoritarios, los votos de ERC y Ciudadanos se antojan casi imprescindibles para desbloquear la situación. Y la decisión está únicamente en manos de Sánchez.

Aunque durante la campaña electoral Iglesias mantuvo siempre que su posición era la de no pactar con PP o con Cs, ahora no quiere vetos. El pacto de gobierno con Sánchez hace ahora que la prioridad de Podemos sea echar a andar el Ejecutivo.

“La cuestión es que este Gobierno progresista eche a andar”, ha dicho Noelia Vera, portavoz de Podemos. “No es una cuestión de comodidad, de que estemos más o menos a gusto o durmamos mejor”, ha expuesto. Así respondía sobre si su formación prefería el apoyo de Cs o el de los independentistas para desbloquear la investidura.

A la espera

Podemos mientras tanto se mantiene a la espera. Los de Iglesias non están entrando en las negociaciones, a diferencia de la moción de censura que aupó a Sánchez a La Moncloa. 

Entonces, Iglesias fue partícipe. Visitó en la cárcel a Junqueras y llamó a Puigdemont para lograr sus apoyos. Ahora, se aparta a un lado y deja que sea Sánchez quien lidere las gestiones. “Respetamos el liderazgo de Pedro Sánchez. Es el candidato a la investidura. El PSOE está manteniendo reuniones y nosotros quedamos a la espera”, ha dicho Vera.

Las tornas han cambiado y en Podemos lo saben. Ahora son ellos los que no ven incompatibilidad con Cs. Y es que la formación naranja tiene una de las llaves para abrir el Gobierno de coalición. No pasó lo mismo en 2016, cuando fue el partido de Iglesias el que decidió dar portazo al acuerdo entre Sánchez y Rivera para gobernar. Algo que provocó la repetición de elecciones meses después.

Publicidad

Comentarios