El vicepresidente Pablo Iglesias ha justificado «la crítica y el insulto» a los periodistas, asegurando que es «normal y propio de las democracias». Y argumenta que es tan legítimo como las críticas a los políticos.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este martes, Pablo Iglesias ha reaccionado a la polémica por las declaraciones de dirigentes de Podemos contra el periodista de Antena 3 Vicente Vallés. Preguntado en concreto por este profesional, el vicepresidente ha justificado «la crítica y el insulto» a periodistas. Aunque en el caso de Vallés ha asegurado no compartir lo que se ha dicho de él en redes sociales.

Iglesias ha dejado claro que hay que «naturalizar» que los periodistas estén también sometidos «a la crítica y el insulto». Teniendo derecho, continuaba, a poder denunciarlos cuando «se vaya de madre». «Pero es normal que en una sociedad democrática se produzcan críticas», justificaba. «Es una cosa normal y propia de las democracias», insistía.

El vicepresidente ha querido diferenciar entre crítica y señalamiento. Algo, esto último, que ha recordado «ha ocurrido en este país». Se refería directamente a mítines de Vox con periodistas como Ana Pastor o Cristina Fallarás. 

Respecto al giro del ‘caso Dina’, Iglesias ha defendido que «hay una serie de hechos contrastados». «Creo que es bastante evidente que en este país se ha atacado a mi formación política para evitar que entraramos en el Gobierno», ha dicho.

Sus palabras justificando los ataques a la prensa llegan un día después de que la Federación de Asociaciones de periodistas de España (FAPE) enviara un comunicado denunciando «el señalamiento de periodistas» por parte de dirigentes de Podemos. Iglesias ha negado que su formación señale a profesionales de los medios.

Defensa de Montero

Por su parte, la ministra portavoz, María Jesús Montero, ha asegurado que el Gobierno mantiene respeto por los medios de comunicación. Los consideran, ha dicho, «vertebradores» del país.

Montero ha dejado claro que «no hay ninguna duda» al respecto. Y ha puesto como ejemplo las más de 200 ruedas de prensa ofrecidas y las más de 1.600 preguntas contestadas durante la pandemia.

Sánchez también quiso alejarse de las críticas de Podemos a periodistas al asegurar que «a lo largo de mi trayectoria he recibido críticas favorable y otras no tanto». Pero «nunca he hecho valoraciones sobre ello», subrayaba el presidente del Gobierno.

Comentarios