Salvador Illa ha comparecido ante la Comisión del Congreso sobre el coronavirus. El ministro ha justificado en todo momento la actuación del Gobierno antes de la crisis porque «nadie se lo esperaba». Y asegura que siguieron las recomendaciones de la OMS y la UE en todo momento.

Publicidad

A preguntas de la oposición, Salvador Illa ha respondido que el Gobierno ha seguido «en todo momento» las indicaciones de la OMS y de la UE en la crisis del coronavirus. Incluso, ha dicho que en España se adelantaron las medidas de confinamiento a los consejos de ambas organizaciones. También ha justificado la actuación del Ejecutivo porque «nadie lo esperaba».

Tanto la portavoz del PP como el de Vox han preguntado al ministro por las informaciones publicadas este jueves en las que se indica que tanto la OMS como la UE avisaron a España de que hiciera acopio de material médico y de protección. Lo hicieron en un informe ya en febrero, ante la previsión de desabastecimiento en caso de pandemia, como así ha sucedido.

Illa, que ha procurado entrar al fondo de la cuestión, ha asegurado que el Gobierno «actuó tan pronto como tuvo la información y la evidencia técnica necesaria». Y que por eso se adoptaron las medidas que se tomaron. Tampoco ha querido aclarar por qué no se hizo acopio de ese material, como recomendaban OMS y la UE.

El ministro ha recordado que el Ejecutivo acordó con el cierre de colegios y centros educativos con varias CCAA el 9 de marzo. Y el Centro Europeo de Prevención de Enfermedades no lo recomendó hasta tres días después. Dos días más tarde, el Gobierno ya estaba aprobando el estado de alarma.

Con contundencia, ha espetado al portavoz de Vox que «basta mirar lo que ocurre en el mundo» para saber que España no es un caso aislado. Y que «esto nadie lo esperaba».

El pico de la curva

Al igual que ha dicho durante toda la semana, Salvador Illa ha vuelto a incidir en que «empezamos a llegar al pico de la curva» de contagios del coronavirus. A pesar de que las cifras se siguen disparando. De hecho, este jueves se alcanzaba un nuevo máximo de muertes. 

Illa ha destacado que se ha llegado a la «ralentización» porque el número de contagios, ingresos en UCI y fallecimiento «se ha estabilizado». No obstante, ha reconocido que «quedan semanas difíciles para el sistema sanitario». Pero el lado positivo llega al descender el número de nuevos ingresados. Algo que da alivio a las CCAA más colapsadas.

También ha recordado que el cierre de todas las actividades no esenciales dará sus frutos en los próximos días. El descenso de la movilidad hará que se ralenticen aún más los contagios. Y ha avanzado que «debemos hacer un esfuerzo más». Deja así la puerta abierta a prorrogar las medias adoptadas más allá de la Semana Santa.

El fin del confinamiento está previsto para el día 11 de abril. Justo un día antes del final de la Semana Santa. Sin embargo, en el Gobierno no han querido confirmar si realmente se acabará el estado de alarma. Todo parece indicar, a tenor de los altos datos aún de contagios, que se podría prorrogar. Algo que no descartan en La Moncloa desde hace ya días.

Publicidad

Comentarios