Por fin se puede impedir ya que te llegue propaganda electoral a casa y no sufrir ‘spam’ político. Los votantes pueden darse de baja y evitar que les lleguen las a veces muy molestas publicidades de los partidos políticos de cara a las elecciones.

Publicidad

Muchos son los votantes que se quejaban de recibir excesiva propaganda electoral. Buzones llenos con los programas de cada partido, las papeletas y los buenos propósitos. Sobres y logotipos de las formaciones, que acribillan antes de las elecciones a los censados para lograr su voto.

Sin embargo, a la mayoría le resulta molesto recibir tanta propaganda electoral. Este año, por fin, se puede impedir esta situación.

La nueva normativa de protección de datos permite enviar además ‘spam’ político a través de comunicaciones digitales. Algo que también se puede evitar.

Y es que el cambio en la Ley Electoral deja ahora a los usuarios solicitar su exclusión de las bases de datos. Con ello se puede eliminar nuestro nombre de la lista empleada para enviar por correo postal las caras con propaganda política.

Procedimiento

Para salirse de esa lista el procedimiento es fácil. Hay que realizarlo a través de la página web del INE (Instituto Nacional de Estadística). En la misma, se ha habilitado un espacio específico para solicitar la baja. Algo que se puede hacer en este enlace.

Bajo la descripción de “solicitud de exclusión/inclusión en las copias del censo electoral que se entregan a los representantes de las candidaturas para realizar envíos postales de propaganda electoral”, los usuarios deben seguir una serie de pasos.

El procedimiento requiere, eso sí, de un certificado electrónico reconocido por el Ministerio de Política territorial y Administraciones Públicas. Y validado por la Oficina del Censo Electoral. O también mediante el llamado “sistema Cl@ve”, que sirve para evitar intromisiones ilegales como medida de protección.

Una vez identificada la persona, cuyos datos aparecerán automáticamente al entrar al sistema, hay que decidir si seguir formando parte (“inclusión”) o no (“exclusión”). Tras ello, hay que validarlo pulsando “Enviar solicitud”. Si se selecciona la primera opción, el votante evitará ese envío de propaganda electoral.

Publicidad

Comentarios