Interior ha asegurado que el cumplimiento en las salidas con los niños ha sido generalizado. Pese a las imágenes que se han visto, no detecta problemas, salvo excepciones. Por su parte, Fernando Simón ha mostrado cierta «preocupación» y avisa que un paso atrás sería «más duro de lo vivido hasta ahora».

Publicidad

Las imágenes de niños y padres saltándose las normas de salida este pasado domingo han llenado los medios de comunicación y las redes sociales. Pequeños jugando en parques o al fútbol, padres en corrillo sin respetar la distancia social o calles llenas de personas. Sin embargo, Interior asegura que el cumplimiento de las normas ha sido generalizado.

Desde el Ministerio que dirige Marlaska se ha comunicado que un análisis preliminar no detecta un incumplimiento generalizado. No se les reportó, han dicho, datos que hiciera deducir que se estaban produciendo incumplimientos masivos. No obstante, han apuntado que llevarán a cabo un «estudio detallado» según obtengan más datos del domingo. «Si resulta necesario, reforzaremos la vigilancia en zonas puntuales», han dicho desde Interior.

El Gobierno, a través de Margarita Robles, ha había advertido que si no se cumplen las medidas, no tendrán dudas en dar un paso atrás. Y han recordado que los menores de 14 años pueden salir una sola vez al día, durante una hora, con un solo adulto y en una distancia máxima de un kilómetro desde su casa.

Este domingo se veían imágenes de familias enteras. Calles atestadas de gente con niños, sobre todo en grandes ciudades. O padres que no respetaban las distancias de seguridad. Pese a ello, insisten en que se trata de casos puntuales. Que, como todo, se podrá perseguir y multar.

De hecho, desde que comenzó el confinamiento, se han tramitado hasta 759.290 propuestas de multa. También se han producido 6.776 detenciones. Muchas de ellas, por reincidir.

«Preocupación»

Aunque Interior ve cumplimiento generalizado, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha hecho un llamamiento a la responsabilidad. Y ha mostrado cierta «preocupación» en la relajación de la responsabilidad individual.

En rueda de prensa este lunes, Simón ha advertido que un paso atrás será «mucho más duro de lo que hemos vivido hasta ahora».

Aunque ha reconocido gran satisfacción al ver a los niños en las calles de nuevo, ha pedido especial cuidado. Se debe garantizar la apertura progresiva, ha dicho, con seguridad. Evitar en todo momento que suponga un riesgo para la población.

2A mí estas imágenes me despiertan alegría porque progresivamente vamos a poder volver a una vida más normal, pero me despiertan algunas preocupaciones. Estas medidas de desconfinamiento no significan que podamos hacer todo lo que queramos», ha dicho Simón.

«Lo difícil lo vamos a hacer ahora. Hasta hace unos días estábamos haciendo lo duro, pero fácil. Ahora es cuando cada uno tiene que demostrar su responsabilidad individual o familiar para garantizar que esa apertura progresiva que estamos teniendo no se convierta en un riesgo para la población», ha reiterado.

«Debemos ser todos conscientes de que no podemos ponernos en una situación parecida y que esto ahora depende de todos», ha señalado.

Y ha recordado que si la epidemia no va como debe por respetar las medidas la fase de transición llegará más tarde y lenta.

Publicidad

Comentarios