La investidura de Sánchez está ya encarrilada tras el acuerdo de Gobierno entre PSOE y Podemos. Pero aún tienen que hacer cuentas y analizar los posibles pactos con otras formaciones, ya que por sí solos no llegan a la mayoría absoluta, fijada en 176 escaños.

Publicidad

Las combinaciones son múltiples, ya que hay hasta 16 formaciones en el Congreso. Entre PSOE y Podemos alcanzan los 155 escaños, muy lejos de los 176 de la mayoría absoluta, que haría la investidura de Sánchez posible. Por eso, tienen que ir sumando estos días apoyos. Y hay tantas posibilidades casi como partidos.

Con quien puede contar de pleno el pacto de Gobierno es con los tres escaños de Más País. Errejón ha dejado claro, ya desde la campaña, que se sumaría al acuerdo de izquierdas. También contarán con el diputado del PRC. Con ello sumarían 159 escaños.

A partir de ahí, llegan las posibles combinaciones. Sánchez prefiere no depender de los independentistas. Por eso, tendrá que convencer al PNV y a Ciudadanos. De ambos necesita su voto afirmativo. Los primeros sumarían 7 diputados al acuerdo y lo segundos, 10. Con eso, lograría ya los 176 mínimos. Si a eso le sumarán partidos menores como Coalición Canarias, Teruel Existe o BNG, la investidura estaría más que confirmada, llegando a los 180 escaños.

Otra opción sería contar con los votos a favor de ERC y JxCat. La mayoría estaría asegurada junto a PNV. Sin embargo, parece una combinación difícil por el clima en Cataluña. Los más proclives son, sin duda, los de ERC. Pero con ellos se quedarían a cuatro escaños de la mayoría absoluta.

Más probable que sus votos a favor son las abstenciones de ERC. Algo que permitiría la investidura por mayoría simple. Esto es más síes que noes en segunda vuelta de votación. En este caso, los 159 asegurados deberían superar los 154 en contra que a estas horas parecen seguros (PP, Navarra Suma, Cs, Vox y CUP).

Para ello, PSOE y Podemos, además de Más País y PRC, necesitarían la abstención de Bildu, JxCat, Teruel Existe, Coalición Canaria, BNG, ERC y PNV.

Entorno a la abstención de ERC se abren además diversas vías. Por ejemplo, si JxCat votara en contra, el PNV estaría ‘obligado’ a votar a favor si quiere que la investidura salga adelante. También tendrían que hacerlo BNG y Teruel Existe. Y contar con la abstención de Bildu y Coalición Canaria.

ERC y Cs

Sin duda, ERC y Cs son, ahora mismo, quienes tienen la llave para dar forma al Gobierno. Sus votos podrían ser los que decidieran el bloqueo o la investidura de Sánchez.

De momento, Ciudadanos se pronunciaba en contra del acuerdo. Y hacía un llamamiento para que PSOE y PP firmaran un pacto al que se sumaría la formación naranja. “Aún estamos a tiempo de que Sánchez rectifique. En un momento como este, apelamos a la responsabilidad de PSOE y PP para llegar a un acuerdo moderado y constitucionalista con Ciudadanos basado en Pactos de Estado buenos para nuestro país. Por el bien de España”, escribía Arrimadas en Twitter.

Un mensaje que repetía José Manuel Villegas en su cuenta y que dejaba clara la postura de la formación.

Por su parte, ERC ha ofrecido ya la abstención a cambio del “compromiso de crear una mesa de negociación entre iguales”. Los republicanos catalanes venderán más cara ahora su abstención que en julio a causa de la sentencia del Supremo.

El vicepresidente del Gobierno catalán, Pere Aragonés, ya ha asegurado que abren la puerta pero que “ahora estamos en el no”. “Y cuando se muevan, veremos”, añadía. Al respecto, ha dejado claro que “les corresponde” a PSOE y Podemos tomar la iniciativa. “Si eso, no nos podemos mover”, exige.

Publicidad

Comentarios