Irene Montero ha superado el coronavirus tras mes y medio en cuarentena. Vuelve así al Consejo de Ministros, aunque lo hará de manera telemática desde la sede de Igualdad este martes.

Publicidad

Casi mes y medio después y tras someterse al menos a cuatro test, Irene Montero vuelve al trabajo. La ministra anunciaba en Twitter que ha superado el coronavirus y se reincorpora a su puesto este martes, participando de manera telemática en el Consejo de Ministros.

Aislada en su casa hasta ahora y sin síntomas prácticamente, Irene Montero asegura estar «recuperada» y «contenta de finalizar el aislamiento». En su primer mensaje en Twitter al respecto ha señalado que es hora de «seguir trabajando para un gran acuerdo de reconstrucción».

Irene Montero fue la primera ministra que dio positivo en Covid-19. Fue el pasado 11 de marzo, tres días antes de decretarse el estado de alarma. Y solo tres días después de la manifestación del 8M a la que acudió en primera fila.

Casi mes y medio después, sale del aislamiento. En este tiempo, ha estado trabajando a distancia y por vía telemática desde su casa. Pero lleva más de un mes sin participar en el Consejo de Ministros. La razón es que incluso para asistir a ellos tiene que desplazarse a la sede del Ministerio de Igualdad. La única manera de garantizar la seguridad de comunicación. Al no poder salir de su domicilio, no podía participar en las reuniones.

Según ha explicado La Moncloa, las videoconferencias para el Consejo de Ministros se realizan mediante líneas y mallas estrictamente verificadas por el CNI, por lo que era imposible conectarse desde su casa.

4 test de diagnóstico

Montero se ha sometido al menos a 4 test de diagnóstico. El pasado 29 de marzo, tras cumplir el periodo de cuarentena, daba positivo por segunda vez. Ella misma comentaba que era asintomática. El tercer test llegaba hace apenas unos días. El pasado 16 de abril confirmaba en el programa ‘Sálvame’ (Telecinco) que tenía síntomas muy leves. Pero confirmaba que sigue dando positivo.

Este tercer positivo provocó una riada de críticas. Y es que mientras algunos sanitarios carecen de pruebas y las residencias tampoco tienen acceso a ellas, la ministra no tenía ningún problema en someterse hasta tres veces al test del coronavirus.

Al confirmar ahora que está libre de Covid-19, es de esperar que se haya sometido a un cuarto test que haya anunciado su negativo en el virus.

Publicidad

Comentarios