Javier Nart es el último en abandonar Ciudadanos. El eurodiputado agrava la crisis del partido y dimite tras no revisar la Ejecutiva el veto a Pedro Sánchez.

Publicidad

Horas después del abandono de Toni Roldán, Javier Nart seguía sus pasos. Su dimisión agrava la crisis interna de Ciudadanos. Este lunes, a petición del propio Nart y de Luis Garicano, la Ejecutiva del partido votaba si revisar el veto a la investidura de Pedro Sánchez. Se pretendía abrir así una nueva vía de negociación con el presidente del Gobierno en funciones.

Por primera vez en mucho tiempo, se rompía la unanimidad. Aunque no la mayoría. Hasta 24 miembros de la Ejecutiva optaban por mantener el veto a Sánchez. Cuatro de ellos han votado en contra y otros tres se han abstenido. Ha sido tras la votación que Javier Nart dimitía como señal de protesta.

Nart ha llevado su crítica hasta el extremo así de dimitir tras perder la votación. Sin embargo, sólo dejará su asiento en la Ejecutiva de Ciudadanos.

Junto a Garicano y Narta, Francisco Igea y Fernando Maura también votaban a favor de reabrir la posibilidad de negociar una investidura con Sánchez.

División interna

La dimisión de Toni Roldán este lunes pillaba a Ciudadanos por sorpresa. El hasta ahora secretario de Programas y portavoz de Economía en el Congreso renunciaba al partido y a todos sus cargos. Lo hacía, decía, por el giro a la derecha que había dado la formación.

En rueda de prensa, explicaba que los de Rivera habían dejado de representar los tres pilares que él entiende que sustentaban al partido: el reformismo, la regeneración y el combate al nacionalismo.

Se ha despedido además reclamando un “gobierno estable” y alejado de “extremismos”. Su mentor en Ciudadanos, Luis Garicano, le decía adiós en Twitter asegurando que seguirá defendiendo sus ideas en la Ejecutiva del partido.

Publicidad

Comentarios