El juez ha decidido suspender el tercer grado a Junqueras, Romeva, ‘los Jordis’ y Forn tras recurrir la Fiscalía, al igual que sucedió con Carme Forcadell la semana pasada.

Esta vez, ha sido el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 5 de Cataluña el encargado de suspender el tercer grado a Oriol Junqueras, Raul Romeva, Joaquim Forn y ‘los Jordis’ (Jordi Cuixart y Jordi Sánchez). Atiende así al recurso presentado por la Fiscalía y anula la semilibertad concedida por la Generalitat a estos cinco presos del 1-O.

En su resolución, el juez recuerda que se suspende el tercer grado así «como su tramitación preferente y urgente». Lo que se ha comunicado de inmediato a la prisión de Lledoners, donde cumplen condena. Los internos tienen ahora tres días para presentar alegaciones.

La decisión responde al recurso de la Fiscalía de Barcelona. Un órgano que estudia también presentar recurso contra la semilibertad de Turull, Rull y Dolors Bassa. Y que lo ha hecho con Carme Forcadell, aunque el juez no se ha pronunciado aún. Sí lo hizo el Supremo hace unos días, anulando el régimen de salidas para realizar voluntariado y cuidar a un familiar. Entendiendo el alto tribunal que nada tenía que ver con los delitos cometidos por Forcadell y, por tanto, fuera de lugar para su reinserción.

Tras el auto del juez, Junqueras, Romeva, ‘los Jordis’ y Forn ya no podrán salir de la cárcel durante el día. Vuelven a ser catalogados de segundo grado, aunque se duda si sigue en vigor la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario. Una suerte de tercer grado que permite trabajar o hacer voluntariado. Y que Forcadell sí tiene suspendido por la resolución del Supremo antes mencionada.

Argumentos

La Fiscalía detalla en sus argumentos que la mayoría de presos del 1-O no ha cumplido ni una cuarta parte de la condena. Por lo que no se puede conceder el tercer grado. También considera que no se han cumplido los fines «de reeducación y resocialización» de los presos.

Por eso, critica a las juntas de tratamiento que contemplen medidas a este respecto cuando también deberían tener en cuenta el «carácter retributivo de la pena». Por un lado, descansa en la culpabilidad. Y por otro en la prevención y en que experimente el penado algo merecido.

Considera la Fiscalía además que se han apresurado a clasificarles en tercer grado. Y detalla que los internos siguen considerando que los hechos por los que están en la cárcel no fueron delito. Así como tampoco muestran arrepentimiento. A pesar, señalan, de que alguno de ellos, como Junqueras, considera que la vía unilateral de independencia no es viable.

En su caso concreto, la Fiscalía señala que Junqueras no ha evolucionado. Y menciona su entrevista a TV3 tras lograr el tercer grado. En ella afirmó que «lo que hicimos era fruto de un mandato democrático». O que sus compromisos fueron cumplidos, así como «estoy orgulloso de lo que hice».

El fiscal cree que Junqueras sigue «considerando que los hechos por los que ha sido condenado son mero ejercicio de derechos democráticos». Y que además se siente orgulloso de haberlos cometido. Por lo que «continúa manteniendo todas las distorsiones y déficits que le llevaron» a cometer ese delito de sedición.

Comentarios