El juicio por el 1-O ha quedado visto para sentencia. A la espera de una decisión histórica del Supremo, varias son las preguntas sobre qué pasará ahora con los acusados y los posibles escenarios. Respondemos a todas ellas.

Publicidad

Entre este pasado martes y este miércoles, las defensas de los acusados del 1-O han hecho sus alegatos. Junqueras, Romeva y el resto de los que ocupan el banquillo tendrán también oportunidad de dirigirse al Supremo antes de que éste dicte sentencia. La condena o absolución llegará en unos meses. Pero, mientras tanto, ¿qué pasará?

Sin duda, la pregunta del millón es cuándo podrá conocerse la sentencia final. Aunque no se sabe, todo parece indicar que será a principios de otoño. Los meses más probables, septiembre y octubre. Aunque podría adelantarse a julio si el Supremo lo tuviera muy claro. No parece el caso, que es de gran complejidad jurídica.

La principal pregunta a responder es si hubo violencia, lo que sustentaría el delito de rebelión.

Además, la sentencia será firme. Aunque si son condenados, los independentistas podrán recurrir al Constitucional y, después, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

¿En la cárcel?

De todos los acusados, solo tres se encuentran en libertad. Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santi Vila difrutan de ella. Algo que también quieren Junqueras, Turull, Romeva, Bassa, Forn, Sánchez, Cuixart y Forcadell.

Por eso, sus abogados pedirán de nuevo su puesta en libertad. Hasta el momento, el Supremo se ha pronunciado en contra. Argumentaban el peligro de fuga para mantenerlos en la cárcel. Nada parece indicar que ahora sí les vayan a dejar en libertad.

En caso de hacerlo, además, tendría consecuencias políticas en los casos de los diputados y senador electos. Así, Sánchez, Rull, Turull y Junqueras podrían estar en el Congreso y Romeva en el Senado.

Penas a las que se enfrentan

La Fiscalía sigue defendiendo que hubo violencia, por lo que pide condena por un delito de rebelión. Según el fiscal, “fue un golpe de Estado”. Por eso, pide 25 años de cárcel para Junqueras; 17 años para Sánchez, Cuixart y Forcadell; 16 para Turull, Rull, Bassa y Forn; y 7 para Borrás, Mundó y Vila. A estos tres últimos les acusa solo de malversación y desobediencia.

En cambio, la Abogacía del Estado rechaza la rebelión y se centra en un delito de sedición. Con ello, pide 12 años de prisión para Junqueras; 11 para Turull, Rull, Bassa, Romeva y Forn; 10 para Forcadell; 8 para los ‘Jordis’ y 7 para Borrás, Mundó y Vila.

Puigdemont

Huido de España, se encuentra en Bélgica. No acudió a la llamada de la Justicia y, por eso, sería detenido en cuanto pisara suelo español.

Ha salido elegido como eurodiputado pero para hacerse cargo del puesto tiene que recoger su acta en Madrid el próximo día 17 de junio. Un momento en el que, de aparecer, sería detenido y puesto a disposición del Supremo.

Juicio 1-O

El juicio por el 1-O ha durado cuatro meses. Aunque arrancó con gran expectación, se ha ido diluyendo por las innumerables sesiones y los acontecimientos políticos que sucedían mientras tanto.

Al ser un juicio penal, arrancaba con el alegato de los acusados y terminará también con la intervención de los mismos durante un máximo de 15 minutos. En este tiempo desde el 12 de febrero, se han celebrado más de 50 sesiones y han pasado por el Supremo más de 422 testigos. Entre ellos, Mariano Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría.

Publicidad

Comentarios