JxCat se replantea ahora su ‘no’ a Pedro Sánchez en la investidura si se abre un espacio de “diálogo bilateral”. Aseguran que pueden evolucionar hasta la abstención si se dan ciertas condiciones.

Publicidad

Jordi Sánchez, diputado de JxCat suspendido en el Congreso, ha asegurado que su grupo se replantea ahora su ‘no’ a la investidura de Pedro Sánchez. Podrían así cambiar el voto que emitieron en el mes de julio y evolucionar hasta al menos la abstención. Todo ello si se dan ciertas condiciones.

En una entrevista para Europa Press desde la cárcel de Lledoners, Jordi Sánchez ha reclamado al presidente en funciones que si quiere contar con JxCat acepte “recuperar un espacio estable de diálogo bilateral con el gobierno de Cataluña para abordar la solución al conflicto político”.

Sánchez asegura que la solución “es bien simple”. “Volver al espíritu del 20 de diciembre de 2018 en el Palau de Pedralbes. Ni más ni menos”, añadía. Recuerda así la Declaración de Pedralbes que firmaron la Generalitat y el Gobierno central, con Torra y Sánchez al frente respectivamente.

Jordi Sánchez considera que el independentismo tiene que apostar por el diálogo. “Nuestra oferta no tiene fecha de caducidad. No hay alternativa al diálogo”, ha dicho. No dudarán, dice, en incrementar “el conflicto” para después “ganar la solución al conflicto, la autodeterminación”. Pese a ello, desea que “lleguemos al diálogo antes de que el conflicto se cronifique”.

JxCat ha aprovechado para afear el comportamiento de Pedro Sánchez. Le acusan de ser como un “eterno adolescente que dice querer una cosa y hacer la contraria para obtenerla”. También le reclaman que asuma su parte de responsabilidad si quiere desencallar el bloqueo político actual.

“Que proponga primero y escuche después”, dice. Sobre todo, pide a Sánchez que “se abra al diálogo”. “Si lo hace, JxCat estará para resolver el conflicto político que nos tiene atrapados a todos”, recuerda.

Incógnita

Pese a sus declaraciones, se mantiene la incógnita sobre qué votará en una nueva sesión de investidura. Pero rechaza nuevas elecciones. “Solo le interesan al PP, que es el único que tiene algo que ganar”, dicen desde JxCat.

El partido independentista catalán advierte a Pedro Sánchez que una repetición electoral podría desmovilizar al electorado de izquierda. Tanto, que se podría habilitar una posible mayoría de PP, Cs y Vox, que actualmente no existe. Algo que sería “nefasto para las políticas sociales y de igualdad”.

Y, además, aseguran que “con el PP, Cs y Vox haciendo piña para gobernar España, se incrementará el conflicto político con Cataluña”.

Publicidad

Comentarios