La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha justificado las escenas de violencia en Cataluña alegando que “hacen visible el conflicto”. Explica que gracias a ello están continuamente en la prensa internacional.

Publicidad

“Son estos incidentes los que hacen que estemos en la prensa internacional de manera continuada”. Así justifica Elisenda Paluzie, presidenta de la ANC, las escenas de violencia que se vieron tras emitirse la sentencia por el 1-O en Cataluña. “Hacen visible el conflicto”, ha dicho este lunes en declaraciones a TV3.

En una entrevista conjunta con el vicepresidente de Ómnium, Marcel Mauri, valoraba el resultado de las últimas manifestaciones en respuesta a la sentencia del Supremo. Preguntada por si las imágenes de violencia perjudican o no al movimiento independentista pacífico, la presidenta de ANC comentaba que de momento las encuestas no indican un daño electoral.

Y aseguraba que estas imágenes “hacen visible el conflicto”. Cuestionada por si esta visibilidad es positiva o no, se limitaba a contestar con un “bueno, eso ya lo veremos”. Y no dudaba en poner al Estado en el foco: “Es evidente que puede tener aspectos positivos y negativos”, decía. “Pero al final el principal responsable es la violencia del Estado”, culpaba.

Paluzie justificaba así la violencia y las escenas de disturbios en Cataluña. Algo que no hacía, en cambio, el vicepresidente de Ómnium.

Ómnium se desmarca

Mauri no justificaba la violencia. Pero sí coincidía con Paluzie en poner el punto de mira en el Estado. Afeaba al ministro del Interior sus palabras en ‘La Razón’ el pasado domingo. “En Cataluña la violencia ha sido de mayor impacto que la del País Vasco”, decía Marlaska.

Mauri ha considerado esta actitud de “irresponsable” y “peligrosa”, tras lo cual afeaba la “frivolidad del Gobierno”.

“Somos pacíficos. La violencia no nos representa”, decía contundente el vicepresidente de Ómnium. Pero reprochaba al Estado que fuera incapaz de condenar la violencia policial, la del 1-O. “Es la respuesta que nos gustaría de un Estado que no tiene ni el más mínimo de empatía ni de humanidad”, zanjaba.

Publicidad

Comentarios