Directos desde la cárcel al Congreso y al Senado. Los políticos catalanes presos electos han acudido este lunes a recoger sus actas como diputados y senadores. Junqueras y compañía llegaban bajo un gran despliegue de seguridad.

Publicidad

Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull ya son diputados. Los cuatro llegaban al Congreso este lunes para entregar sus credenciales y recoger sus actas. Por su parte, Raül Romeva hacía lo propio en el Senado.

Los políticos catalanes presos accedían bajo un gran despliegue de seguridad. Llegaban directamente por el acceso del parking público de la Cámara Baja. Una manera de poder burlar a los medios que esperaban su llegada.

Junqueras y compañía eran escoltados por agentes vestidos de paisanos. Los acompañaban hasta la sala en la que tenían que rellenar los formularios para recoger sus actas. Los presos salían de la cárcel de Soto del Real a las 9:10 horas y a las 10:04 horas ya estaban saliendo por el ascensor del Congreso.

Diputados de ERC como Gabriel Rufián esperaban a los presos en el Congreso. Y no dudaban en dedicarles un fuerte aplauso.

Los presos electos firmaban la recogida de sus actas. Pero no recibían ni el móvil ni la tablet que les corresponde, debido a su condición de presos preventivos. Las carteras que simbolizan sus actas sí las ha recogido, aunque no podían llevárselas. Se las tendrán que guardar en su grupo parlamentario.

Junqueras, Rull, Turull y Sánchez fueron elegidos el pasado 28 de abril. Según la ley, una vez adquieran este martes su condición de diputados en la constitución oficial de las Cortes, serán suspendidos, por encontrarse inmersos en un juicio oral.

Aunque podían haber entregado sus credenciales a través de un intermediario, pidieron permiso al Supremo, que les autorizó a ello.

Senado

Al igual que sus compañeros, Raül Romeva recogía su acta pero en el Senado. En su caso, era recibido por un grupo de senadores de ERC liderado por Mirella Cortés, portavoz del grupo.

A su salida, era despedido con aplausos por sus compañeros antes de volver a ser conducido al garaje de la Cámara Alta. Allí le esperaba un coche de la Guardia Civil que le llevaba de nuevo a la cárcel. Este martes volverá para la sesión constitutiva.

Publicidad

Comentarios