Íñigo Errejón vivió este pasado miércoles su confirmación como candidato a la Moncloa por Más País. En su presentación, mostró su estrategia, anunció que sus votos irían al PSOE y ofreció pinceladas de lo que será su programa.

Publicidad

Oficialmente, Errejón ya es candidato a las elecciones generales del 10-N. Lo hará bajo las siglas de Más País, el nombre elegido por la plataforma Más Madrid para dar el salto a la política nacional. Por decisión unánime, las bases le daban su confianza para llegar al Congreso.

Hace apenas ocho meses que Errejón se presentaba bajo unas siglas propias a la Comunidad de Madrid. Alejado ya de Podemos, partido que ayudó a fundar, el que fuera mano derecha de Pablo Iglesias emprendía camino en solitario que culmina ahora como candidato a presidente del Gobierno.

Liderará una lista, ha dicho, que busca sumar alianzas “al bloque de izquierda”. “Nos presentamos en un ejercicio de responsabilidad después del fracaso de los líderes que no han sabido pactar y pondremos nuestros escaños al servicio de un gobierno progresista”, decía Errejón en su presentación.

El acto servía para desvelar parte de la estrategia del nuevo candidato a presidente, para dar pinceladas de su programa y para anunciar que sus votos irán a parar al PSOE a fin de lograr un gobierno de izquierdas tras el 10-N.

La sede de UGT en Madrid, con unos 500 asistentes, servía de escenario para que Errejón presentara oficialmente su candidatura. Después de una semana de silencio, confirmaba que sería candidato. Algo que ya se sabía. “Durante este tiempo he escuchado, reflexionado y he entendido el mensaje”, decía. “Todo el mundo está pidiendo más responsabilidad. Hay que poner el país por delante de las siglas”, añadía.

Errejón reconocía que “esto no es lo más fácil”, pero agradecía “la confianza”. Y aseguraba estar “dispuesto a encabezar la legislatura”. Recibido con gritos de “presidente, presidente” y “Más País”. Finalmente será éste el nombre con el que concurrirán al 10-N. Lo harán como plataforma, ya que son conscientes de que en dos meses no podrán crear formalmente un partido.

Primer discurso de campaña

Su discurso ya como candidato fue, sin duda, el primero de la campaña electoral. Con tono de mitin, Errejón declaró a Más País como el “antídoto a la abstención”.

Aprovechaba además para presentar las líneas maestras de su campaña. Errejón dejaba claro que evitará el enfrentamiento directo con los líderes de la izquierda. Ni mencionaba a Sánchez ni a Iglesias, pero los hacía responsables de la repetición electoral. Aunque sabe que tendrá que pactar con ellos. Por eso, hacía un llamamiento al diálogo. “Damos un paso adelante para hacer más sólido y responsable el bloque progresista”, decía.

Daba también las gracias a Equo, Chunta Aragonesista y Compromís por mostrar su predisposición a pactar con ellos. “Donde no podamos presentarnos le diremos a los compañeros que se mueren de ganas que no es el momento”, explicaba.

La lista de Más País y las provincias en las que finalmente se presentarán son una incógnita todavía. Aunque solo tienen hasta el 29 de septiembre para inscribirse en la Junta Electoral Central. Lo que sí se sabe es que Errejón liderará la lista por Madrid, seguido de Marta Higueras. Y tras ellos, Inés Sabanés.

La lista obligará a Más Madrid a reorganizarse en la Asamblea madrileña. Pero Errejón contará con el mandato de sus bases de construir listas con mujeres en puestos relevantes.

Errejón pedía “votar diferente” y aseguraba negarse a “que esta campaña vaya de quién tiene la culpa”. “Cada uno de nuestros escaños será parte de la solución, no del ruido”, prometía.

Programa electoral

Aunque Errejón no ha mostrado su programa electoral al completo, sí ha dado algunas líneas básicas. Entre ellas, consolidar lo que llama un “Estado Emprendedor”. Encargado de impulsar “cooperativas y empresas de economía social y solidaria”.

También apuesta por aprobar una Ley del Tercer Sector para establecer “un nuevo marco de financiación” orientado a dedicar más recursos públicos a las ONGs.

Y, sobre todo, apuesta por un equilibrio fiscal. Así, pretender bajar los impuestos “al 99% de los contribuyentes” y solo subirlos al “1% de mayor renta y patrimonio”.

Publicidad

Comentarios