Serán 5 medidas a implantar en los primeros 100 días. La declaración de emergencia climática aprobada por el Gobierno comienza a tomar formar después de ser aprobada por el Consejo de Ministros.

Publicidad

Como estaba previsto, el Consejo de Ministros ha aprobado este martes la declaración de emergencia climática. Tendrá 30 líneas de acción y 5 ejes principales o medidas sobre las que el Gobierno se compromete a aportar novedades y avances en los primeros 100 días de Gobierno.

Es decir, aunque aún habrá que esperar algo más de tres meses para tener un proyecto de ley, ya se comienza a trabajar y a implantar determinadas medidas.

Pasado ese plazo de 100 días, el Gobierno presentará al Congreso el proyecto de ley de cambio climático. Definirán en él con más detalle la descarbonización a largo plazo. El objetivo final es alcanzar la neutralidad climática en 2050. Es decir, que en ese año, todas las energías que se consuman sean renovables.

Las 5 medidas

De momento, el Gobierno ha anunciado que sus 5 primeras medidas para los próximos 100 días serán las siguientes:

  1. Proyecto de ley para emisiones netas cero en 2050.

2. Senda de descarbonización de España a largo plazo.

3. II Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático.

4. Impulso de mecanismos de participación, con la creación de una Asamblea Ciudadana del Cambio Climático.

5. Transformación del modelo industrial y del sector servicios.

Teresa Ribera ha explicado que esta declaración se realiza “por justicia climática” entre países y territorios. Y entre generaciones y personas de la misma generación. La ministra ha defendido que “no abordar este desafío es regresivo desde el punto social”.

Fiscalidad verde

Ribera ha planteado también que en el conjunto de medidas habrá un apartado de fiscalidad verde. La ministra Montero aseguraba entonces que no se trata de un ánimo recaudatorio. Sino que se pretende desincentivar ciertos usos y actividades.

El proyecto de ley incorporará también la obligación de establecer zonas de bajas emisiones en ciudades de más de 50.000 habitantes. Siguiendo así el modelo de Madrid Central.

Por último, Ribera ha anunciado que, salvo causas sociales justificadas, no se volverá a subvencionar combustibles fósiles.

Publicidad

Comentarios